UE financió con €3 millones a la Universidad de Las Villas, una de las más represivas de Cuba

Entre las víctimas estuvo la periodista Karla Pérez, de ADN Cuba, quien, además, no puede entrar a su país por decisión del gobierno.
Parlamento-Europeo
 

Reproduce este artículo

La Unión Europea (UE) financió con tres millones de euros en 2019 a la Universidad Central de Las Villas “Marta Abreu”, en Cuba, señalada por autorizar la expulsión de sus estudiantes por razones políticas, informan organizaciones promotoras de derechos humanos.

El Observatorio Cubanos de Derechos Humanos accedió a documentos del bloque hemisférico en los cuales se prueba el monto recibido por el alto centro de estudios, en medio de un debate que pone entredicho la política de la UE hacia Cuba.

La sociedad civil y los medios de prensa independientes han registrado varias expulsiones de esa institución por razones políticas. Entre ellos está el de la periodista Karla María Pérez González, en 2017, por colaborar con el blog del grupo disidente Somos+, aborrecido por el castrismo como cualquier otra organización contestataria

“La noticia no es una sorpresa, sino que da otra muestra de cómo esa institución internacional se acerca cada vez más a la dictadura y se aleja totalmente de la sociedad civil. Vamos a seguir denunciando, presionando, porque el dinero de contribuyentes europeos no puede destinarse a mantener a flote las dictaduras del mundo. Primero los derechos humanos”, declaró Pérez a ADN Cuba.

La profesora Dalila Rodríguez, expulsada en abril de 2017, denunció que, según datos proporcionados por el rector Andrés Castro Alegría “en los últimos meses se han expulsado a 15 personas de la Universidad”.

“Todas las expulsiones han sido por motivos políticos y las reuniones han sido para explicar los motivos por los que han echado a cada una de esas personas”, agregó la docente.

En 2018, la Unión Europea financió un proyecto de Oxfam que incluía como aliado a la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la única organización femenina permitida en Cuba y órgano de control del Partido Comunista para ese sector. El proyecto estaba dotado de casi dos millones de euros, aunque se desconoce la cifra final entregada por Oxfam a cada organización oficialista.

En 2018, la Unión Europea también financió al Poder Popular Provincial de La Habana, un organismo gubernamental, con un millón y medio de euros para el llamado “corredor cultural calle Línea”.

Esta semana se debate en la eurocámara el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre el régimen comunista y el bloque hemisférico, cuyas bases pretenden cambiar los críticos más vigorosos del sistema cubano en Europa.

En una sesión del hemiciclo la víspera, varios diputados consideraron que la política de la Unión Europea hacia la isla no ha dado buenos resultados. Por el contrario: refuerza al gobierno mientras debilita a la sociedad civil independiente.