Yuisan Cancio: sin visitas desde el 30 de abril y trasladado a una nueva prisión

Yuisan Cancio, participante en la protesta de Obispo el pasado 30 de abril, fue traslado por segunda vez de prisión, ahora al Combinado de la Construcción “Augusto César Sandino”.
Yuisan-Cancio
 

Reproduce este artículo

Yuisan Cancio, participante en la protesta de Obispo el pasado 30 de abril, fue traslado por segunda vez de prisión, ahora al Combinado de la Construcción “Augusto César Sandino”, informó Diario de Cuba.

Lo movieron para otra cárcel, 85 kilómetros más lejos, dentro de la misma provincia de Pinar del Río; antes estaba en la Prisión Provincial”, señaló la fuente a DdC, que prefirió el anonimato.

Desde el día de la protesta y del arresto, el joven no ha podido ver a su familia ni recibir paquetes en la prisión. Activistas denunciaron que, durante la detención, fue desnudado y recibió golpes.

A finales de mayo, Diario de Cuba informó que la salud de Cancio era precaria. “Está con 40 de fiebre y le hicieron placa y le encontraron una pequeña lesión en el pulmón”, explicó el citado medio.

La manifestación del 30 de abril buscaba presionar al gobierno cubano para que cumpliera las demandas del artista Luis Manuel Otero Alcántara, en huelga de hambre y sed por el robo de sus obras de arte, la intromisión de fuerzas represivas en su hogar y el cerco policial alrededor de su casa.

A pesar de ser pacífica, fue desalojada por la fuerza. Pocos días después, el 2 de mayo, Otero también cayó en las manos de la Seguridad del Estado y, desde entonces, está internado contra su voluntad en el hospital Calixto García.

Hasta el momento, unas siete personas están siendo procesadas tras manifestarse ese día. Se trata de los periodistas Mary Karla Ares y Esteban Rodríguez (colaborador de ADN Cuba); el estudiante de Física, Leonardo Romero Negrín; los activistas Thais Mailen Franco, Nancy Vera Hernández, Yuisan Cancio Vera e Inti Soto Romero.

El 21 de mayo pastores cubanos se pronuncian a favor de la libertad de los jóvenes. Mediante una carta abierta, dirigida al régimen castrista, defienden los derechos de los arrestados, entre los que hay dos cristianos, y denuncian la situación de todos los presos políticos, unos 145 según el listado de abril de la organización Prisioners Defenders.

Los pastores manifestaron que “la Declaración Universal de los Derechos Humanos consagra la libertad de expresión y manifestación de la que se privó al grupo de convocados en Obispo”, y señalaron que a casi tres semanas de los sucesos “se continúa privando de la libertad” a Esteban Rodríguez, Tahis Mailén Franco, Luis Ángel Cuba Alfonso, Mary Karla Ares, y Yuisán Cancio Vera e Inti Soto Romero.

“Estos dos últimos, detenidos en las estaciones policiales habaneras de El Capri, municipio Arroyo Naranjo, y de Santiago de las Vegas, municipio Boyeros, son también nuestros hermanos en Cristo”, señalaron.