Unión Europea en La Habana recibe a familiares de presos políticos del 11J

Diplomáticos de la Unión Europea en La Habana reciben a familiares de presos políticos del 11J
Diplomáticos de la Unión Europea en La Habana reciben a familiares de presos políticos del 11J
 

Reproduce este artículo

Diplomáticos de la Unión Europea (UE) en La Habana recibieron a familiares de presos políticos de las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021.

Según informó en su cuenta oficial de Twitter Eric Strating, el embajador de Holanda en  Cuba, el encuentro tuvo lugar en dicha sede diplomática, aunque no precisó la fecha.

"La Unión Europea sigue con gran preocupación las sentencias que se están imponiendo en Cuba a los involucrados en los hechos del 11 de julio de 2021", declaró Strating.

El embajador holandés informó que "diplomáticos europeos se reunieron con familiares de detenidos en la Embajada de Holanda en La Habana".

También compartió una imagen de la reunión entre los familiares de presos políticos y funcionarios europeos.

Varios activistas cubanos agradecieron el apoyo de la UE para denunciar los juicios y sentencias de manifestantes del 11J.

"Muchas gracias Eric Strating y a la Embajada de Holanda en Cuba por interesarse por los familiares de los presos políticos", escribió el periodista Víctor Dueñas.

La activista Ariana Valdés Soutelo pidió: "Ya es hora de que eliminen el acuerdo de cooperación con el régimen de la isla cárcel. Están financiando la represión contra nuestro pueblo. Escuche nuestro grito de #SOSCuba".

El 30 de marzo la UE pidió al régimen cubano que libere a todos los presos políticos en la Isla en una declaración del alto representante del bloque hemisférico, Josep Borrell.

También exigió respeto a las libertades de expresión y manifestación y reclamó poner fin a los juicios contra manifestantes pacíficos, que salieron a las calles el 11 de julio amparados en la propia Constitución cubana.

“El uso de estos procedimientos judiciales y sentencias niega a los ciudadanos cubanos el derecho a expresar sus opiniones pacíficamente y a exigir cambios. El derecho a disentir y a manifestarse debería ser garantizado y protegido en Cuba”, asegura el texto.

El documento sostiene que el gobierno cubano debería iniciar un diálogo en torno a las “legítimas reivindicaciones” de cambio y sugiere que la UE podría ser mediador en esa iniciativa.