“Libertad para los millones de presos” en Cuba, exigen raperos Osorbo y El Funky
Maykel Osorbo y El Funky estrenaron el rap "De qué me van a hablar", dura denuncia contra la represión castrista. En el videoclip participaron activistas, periodistas y artistas independientes, muchos de ellos vinculados al Movimiento San Isidro
Osorbo y El Funky. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Los raperos cubanos Maykel Osorbo y El Funky estrenaron la canción De qué me van a hablar, dura denuncia contra la represión del régimen castrista. En el videoclip participaron activistas, periodistas y artistas independientes, muchos de ellos vinculados al Movimiento San Isidro (MSI).

“Esto es arte libre de verdad”, expresó Osorbo en su página oficial de Facebook, al estrenar el video.

El rapero, uno de las voces más directas en la denuncia de la dictadura que lo ha encarcelado y golpeado varias veces, exigió rapeando: “libertad para los millones de presos que hay en mi pueblo cubano”.

También mencionó a los prisioneros políticos y movimientos civiles por los derechos humanos, como las Damas de Blanco.

Osorbo, cuyo nombre real es Maykel Castillo, pidió libertad incluso “para los mongos y optimistas que creyeron/que un dictador comunista, socialista, antagonista/no iba a resultar tan asesino como los fascistas…”

“Hay represión en mi caimán, extrema, y el sistema te enajena, te censura, te encadena, te encarcela”, dispara en otra de las barras de su rap, que a la vez es una declaración de principios sobre el movimiento ciudadano al que pertenece: “San Isidro se proyecta por un porvenir”.

Con el estribillo, Eliéxer Márquez, conocido como El Funky increpa a los dirigentes y sus esbirros: “de qué me van a hablar a mí de aquí, que estoy sufriendo lo que siento: la esclavitud de mi país por ti y represiones que no entiendo…”


El audiovisual presenta imágenes en blanco y negro, donde cubanos que se oponen a la dictadura miran desafiantes a la cámara. Muchos de los convocados a participar, fueron los protagonistas y víctimas de la represión del pasado día 10 de octubre, cuando la Seguridad del Estado impidió un concierto en el MSI, mediante detenciones arbitrarias y la organización de mítines de odio.

Participaron, entre otros, los artistas e intelectuales Anamely Ramos, Tania Bruguera, Luis Manuel Otero, Camila Lobón; la profesora Omara Ruiz Urquiola; los poetas Amaury Pacheco y Katherine Bisquet; las periodistas independientes Iliana Hernández y María Matienzo; los activistas Héctor Luis Valdés, Oscar Casanella, Kirenia Yalit Núñez, así como el colaborador de ADN Cuba Esteban Rodríguez.

El 9 de octubre Osorbo y El Funky se unieron a otros raperos cubanos, entre ellos Al2 y Raudel, para lanzar una canción que pide la libertad del prisionero político, Silverio Portal Contreras.

La canción, titulada "Libertad", fue dedicada también a los más de 100 presos políticos que se encuentran cumpliendo injustas condenas en cárceles cubanas.

“Lo que están haciendo está mal/ contra la verdad nadie puede/ liberen a Silverio Portal/ y métanse presos ustedes/ prefiero morir/ que vivir sin libertad”, reza el emotivo inicio de este tema.

También colaboraron el violinista Luis Alberto Mariño, el productor Oldrich Barrueta, entre otros.

“Un hombre negro está muy débil/ pero sin chistar/ y le ha jurado a sus ancestros/ que no va a parrar/ lo podrán vejar, amenazar y torturar/ pero el empuje en su rebeldía/ no podrán frenar”, añadió el rapero Raudel.