Iliana Hernández: casi 4 años “regulada” por la Seguridad del Estado

La activista y comunicadora Iliana Hernández denunció que la policía política de Cuba le impuso hace casi 4 años una prohibición de salida, a pesar de ser ciudadana española
 

Reproduce este artículo

La activista y comunicadora independiente Iliana Hernández denunció este jueves que desde hace casi 4 años la policía política de Cuba le impuso una prohibición de salida de la isla.

“En marzo harán 4 años que no voy a Madrid, estoy regulada”, dijo en su perfil de Facebook la opositora, quien es ciudadana cubana y española.

La “regulación migratoria” es un método utilizado por el Ministerio del Interior cubano y la Seguridad del Estado contra disidentes, activistas de la sociedad civil y periodistas independientes. De acuerdo con las leyes vigentes, las autoridades pueden impedir la emisión, prórroga o renovación del pasaporte, o la salida del país, de cualquier ciudadano cubano y en cualquier momento, entre otras razones si consideran que existe un “interés público” para ello, o por razones de Defensa y Seguridad Nacional.

El comentario de Iliana Hernández fue provocado por la noticia de un concierto que dará en la capital de España la banda Buena Fe, agrupación liderada por músicos afines al régimen comunista cubano.

“A los de Buena Fe no los regulan, ellos si pueden ir a España y hasta para hacer conciertos, sería bueno que les recuerden que todos tenemos derecho a viajar, no solo ellos”, expresó Hernández.

A pesar de ser ciudadana de España, la activista no ha recibido apoyo de la delegación diplomática de ese país en Cuba. “Cada vez que voy a la embajada española [en La Habana] siempre me han dicho que interceder por mí e interesarse por mi situación, el régimen cubano lo vería como una injerencia”, dijo a ADN Cuba.

Iliana Hernández lleva meses sitiada en su casa, sin poder salir, con una cámara de vigilancia instalada en las afueras por la Seguridad del Estado y patrullas policiales que pasan constantemente frente a su puerta.

“Mi respuesta a esas declaraciones fue que hacer negocios con la dictadura cubana sabiendo la situación del país, también es muestra de injerencia. Si pueden hacer negocios con ellos, entonces también pueden interesarse por los ciudadanos españoles en Cuba”, dijo la opositora y reportera independiente.

Según Hernández, únicamente el encargado de negocios de la embajada de los Estados Unidos, Timothy Zúñiga-Brown la ha visitado en su encierro, e incluso habría intercedido con sus homólogos españoles para que mostraran más interés por su caso.

A inicios de enero la organización internacional Artículo 19, dedicada a la defensa de la libertad de expresión y el derecho a la información, denunció la represión del régimen cubano contra Hernández.

Como parte de su Anuario 2021, la organización destacó en Twitter que Hernández ha visibilizado con su trabajo reporteril el surgimiento y desarrollo del Movimiento San Isidro y el acoso policial que ha sufrido el grupo por su activismo.

También ha dado seguimiento puntual a los abusos de los cuerpos de seguridad del régimen hacia otros defensores de los derechos humanos y periodistas, lo que le ha hecho blanco frecuente de amenazas, restricciones y detenciones arbitrarias.

“A causa de sus actividades Iliana ha sido amenazada, restringida para salir de su país, le fue requisada una computadora y cuatro teléfonos móviles, le han impuesto multas, ha sido detenida arbitrariamente y ha sufrido de manera intermitente arrestos domiciliarios”, detalló Artículo 19.