Identifican a represores responsables de prohibir entrada a Cuba de Anamely Ramos

Fundación para los DDHH en Cuba expuso a Néstor Morera Payrol y Mario Méndez Mayedo como los oficiales del Ministerio del Interior responsables de prohibir entrada de Anamely Ramos
Mario Méndez Mayedo y Néstor Morera Payrol, oficiales del Minint y jefes de Inmigración
 

Reproduce este artículo

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC, por sus siglas en inglés) identificó este lunes a Néstor Morera Payrol y Mario Méndez Mayedo como los oficiales del Ministerio del Interior (Minint) responsables inmediatos de la prohibición de entrada a la isla de la profesora de arte y activista por la democracia Anamely Ramos.

La organización incorporó a su base de datos Represores Cubanos a ambos funcionarios de la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería (DIIE) del citado ministerio. “Esta decisión obedece al destacado papel que ocupa esa dependencia del Minint en la nueva estrategia de Gran Terror (represión brutal e indiscriminada + promoción de éxodos masivos hacia el exterior + destierro forzoso de los principales activistas) contra la ciudadanía desde el pasado 11 de julio”, informó la FHRC en un comunicado al que tuvo acceso ADN Cuba.

Néstor Morera Payrol es un teniente coronel jefe de la DIIE en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, mientras que el coronel Mario Méndez Mayedo es jefe de esa Dirección del Minint desde al menos 2016.

En la categoría “Represor de Cuello Blanco” fue incorporado Morera Payrol, tras conocerse este domingo que fue el funcionario firmante de una notificación a la aerolínea estadounidense American Airlines, para hacer saber que Anamely Ramos era considerada “inadmisible en el territorio nacional cubano”.

La FHRC recordó en un comunicado sobre este caso que el artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, suscrita por Cuba, establece que “Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país”.

El coronel Méndez Mayedo fue incluido en Represores Cubanos bajo la misma categoría, en tanto ha sido, según la Fundación, “coordinador desde 2016 de políticas migratorias arbitrarias, (…) [como] las llamadas 'regulaciones' o prohibiciones selectivas de viajar fuera del país, uno de los métodos más frecuentes de castigo contra opositores y otras personas críticas del régimen; así como los recientes destierros forzosos que el gobierno ha utilizado para bajar la presión social interna después del levantamiento popular del 11 y 12 de julio de 2021”.

Las fichas de ambos oficiales del Minint registran “abundante información” que la FHRC pone “a disposición de funcionarios y parlamentarios de Estados Unidos y la Unión Europea que la soliciten, previendo que de ser sancionados bajo las respectivas legislaciones Magnitsky las sanciones se aplicarán a ellos y sus familiares más cercanos”.

Según la organización de derechos humanos, otros funcionarios de la DIIE, como su segundo jefe, el coronel Lázaro Delgado Chaple, y el coronel Mario Miranda Rivera –jefe de su Organismo Político–, están en proceso de ser añadidos a la base de datos de represores.

Anamely Ramos, miembro del Movimiento San Isidro (MSI) tampoco pudo abordar este domingo su segundo vuelo programado de regreso a la isla con American Airlines ante la permanencia de la prohibición de ingreso a territorio nacional, un destierro ordenado por el régimen cubano.

En una directa a través de su perfil de Facebook, la activista explicó que acudió al aeropuerto para abordar el vuelo que había reprogramado por indicaciones de la propia aerolínea, en tanto no existía otra forma para saber si la prohibición de ingreso seguía vigente. El gobierno cubano no había emitido ninguna declaración formal sobre su caso, sino más bien insinuado que no era responsable de que ella no pudiera regresar.

“Fui porque es el único mecanismo que tengo para saber si Cuba mantiene la restricción sobre mí. Lo recalco porque no sólo estamos exponiendo una decisión injusta, que viola un derecho humano, en este caso el derecho mío a regresar, sino también porque estamos exponiendo el proceso mismo, la indefensión que está teniendo un cliente ante American Airlines y un ciudadano de Cuba ante el régimen cuando intenta regresar a su país”, afirmó Ramos.