“Patria y Vida” supera 11 millones de vistas en YouTube, y Osorbo continúa preso

Por motivos políticos, la Fiscalía del régimen cubano solicita para el rapero Maykel Osorbo una sanción conjunta de 10 años de privación de libertad.
 

Reproduce este artículo

La canción “Patria y Vida, nuevo himno de la oposición al régimen de Cuba, superó este lunes las 11 millones de vistas en YouTube, mientras su intérprete y compositor Maykel Castillo Pérez, conocido en el mundo del rap como “Osorbo”, continúa preso por sus ideas en una cárcel de la isla.

Osorbo está encarcelado desde mayo de 2021, meses antes del estallido social del 11 de julio, que tomó la canción ganadora de dos Latin Grammys como “banda sonora” de la rebeldía popular, como ha dicho otro de los artistas, Yotuel Romero.

Interpretado además por Gente de Zona, Descemer Bueno y Eliecer “El Funky” Márquez Duany, el tema es una crítica frontal a décadas de gobierno castrista en Cuba, por lo que fue prohibido en la isla. Quien escuche públicamente “Patria y Vida” enfrenta arrestos y el rechazo de funcionarios y personas afines al régimen.

El tema ganó el 18 de noviembre de 2021 sendos premios Grammy Latino a la “Canción del Año” y “Mejor Canción Urbana”, las dos categorías en las que estaba nominado. “Patria y Vida” también fue seleccionada como una de las “50 mejores canciones del 2021”, según el listado anual de la prestigiosa revista Rolling Stone, entre otros reconocimientos.

La Fiscalía cubana solicita para Osorbo una sanción conjunta de 10 años de privación de libertad por la supuesta comisión de “desacato”, “difamación de las instituciones del Estado”, “atentado” y “desórdenes públicos”. Mientras que el escultor, pintor y performer Luis Manuel Otero Alcántara, participante en el video de “Patria y Vida”, enfrenta una condena conjunta de 7 años de cárcel por los supuestos delitos de “ultraje a los símbolos patrios”, “desacato” y “desórdenes públicos”.

Los dos artistas comparten el mismo expediente judicial. El régimen los castiga por una acción de desobediencia civil ocurrida el 4 de abril de 2021. Ese día, Osorbo se resistió a una detención arbitraria y se refugió en la sede del MSI en el barrio San Isidro, de La Habana. Decenas de vecinos, amigos y activistas impidieron que la policía se lo llevara y desafiaron al gobierno cantando en la calle “Patria y Vida” y otros temas contestatarios.

Érika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas ha denunciado en redes sociales el caso: “En Cuba, a los presos de conciencia, Luis Manuel Otero y Maykel Castillo, por protestar, hacer arte contestatario, denunciar la represión y el autoritarismo de un gobierno que desprecia a su pueblo, la fiscalía pide les condenen a 7 y 10 años de prisión respectivamente”.

Osorbo y Otero, miembros fundadores del disidente Movimiento San Isidro (MSI) fueron reconocidos a inicios de mayo con el Premio de la Libertad 2022, que otorga la organización Freedom House.