Washington: nuevas medidas "beneficiarán al pueblo cubano"

Políticos y opositores cubanos catalogaron de "error histórico" esta decisión, lo que trae de vuelta el debate sobre cuál es el modo correcto de conducir la política hacia Cuba.
Un manifestante hace ondear una bandera cubana frente a la Casa Blanca (AP)
 

Reproduce este artículo

Sabemos que la comunidad cubana estaba esperando. Era un anuncio importante. Recordemos que estamos hablando de familias que estaban esperando ser reivindicadas”, declaró este 17 de mayo la portavoz de la Casa Blanca, Luisana Pérez, en entrevista con La Voz de América.

Su declaración sigue a quejas de parte de políticos demócratas y republicanos que cuestionaron el anuncio de la administración Biden, que flexibiliza la política hacia Cuba y revierte algunas políticas de su antecesor, Donald Trump.

Pérez defendió la opción ya esgrimida por Obama al decir que estas iniciativas buscan “empoderar a los empresarios” y a la “sociedad civil”, quienes serían los sujetos de un supuesto cambio de régimen en la isla.

Ante las críticas de que la política es un alivio al gobierno de Cuba, señaló que “estas medidas no son solamente de la Casa Blanca. También se consultó con el Congreso, se consultó a expertos, se consultó con la comunidad, con estos grupos que hace tanto tiempo han estado abogando por medidas que ayuden al pueblo cubano”.

“Esto no es más que el compromiso al presidente Biden con la comunidad cubanoamericana”, precisó.


Reacciones contra el anuncio

 

Se esperaba que el Partido Republicano mostrara su desacuerdo con estas medidas. Los representantes por la Florida Marco Rubio (Senado) y María Elvira Salazar (Cámara de Representantes) las catalogaron de “error histórico”.

El congresista Mario Díaz-Balart (republicano) dijo estar “indignado” porque el actual gobierno de los Estados Unidos “haya decidido debilitar las sanciones y apoyar a la brutal dictadura cubana”.

Pero también tomó partido contra el "deshielo 2.0", como lo llaman en redes sociales, el senador Bob Menéndez, demócrata por Nueva Jersey y presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta.

“Corremos el riesgo con este anuncio de enviar el mensaje equivocado, a las personas equivocadas, en el momento equivocado y por todas las razones equivocadas”, apuntó Menéndez en un comunicado.

 

Nuevas medidas para los cubanos… y también beneficios para el régimen

 

Las medidas, anunciadas el 16 de mayo, incluyen, entre otras, el aumento del límite permitido de remesas, el restablecimiento de vuelos chárter y regulares a provincias de la isla y el aumento del procesamiento de visas en la Embajada de Estados Unidos en La Habana.

Con el paquete de cambios en la política hacia Cuba prometidos durante su campaña, Joe Biden revierte varias de las medidas tomadas por el expresidente Donald Trump.

Miembros de la sociedad civil cubana reaccionaron con críticas al anuncio y acusan al presidente Joe Biden de hacer concesiones al régimen comunista de La Habana en medio de una crisis de derechos humanos con cientos de presos políticos tras las protestas de julio de 2021.

Nuevo código penal en Cuba para reprimir mejor. Más de 1000 presos políticos. Menores de edad condenados a más de 15 años. Un padre plantado exigiendo libertad. En medio de esto, Estados Unidos decide apostar de nuevo por el deshielo. ¡Vergüenza!”, escribió la intelectual y activista Anamely Ramos en redes sociales.

Saily González Velázquez, emprendedora y activista pro democracia, afirmó que mientras el régimen de Cuba “saca un Código Penal que obstaculiza aún más el tránsito a la democracia en la isla”, el gobierno norteamericano “lo premia quitándole sanciones… Está claro que el pueblo cubano está solo en la lucha por sus derechos”.