Bruno Rodríguez reclama “libertad de viajar” para los estadounidenses

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, criticó este lunes al gobierno de Estados Unidos por elegir la fecha del 10 de diciembre (Día de los Derechos Humanos) para implementar la restricción de vuelos comerciales a todos los destinos de Cuba excepto La Habana.

Rodríguez reclamó también a la Administración de Donald Trump en nombre de la libertad de viajes de los ciudadanos estadounidenses.

“El gobierno de Estados Unidos escoge el Día de los Derechos Humanos para iniciar la prohibición de los vuelos a Cuba, excepto a La Habana. Daña a cubanos con derechos, incluso a viajar, y los vínculos familiares. Reclamamos libertad de viajar para los estadounidenses”, escribió el funcionario del régimen en Twitter.



Paradójicamente, Cuba es el único país de la región que viola sistemáticamente la libertad de viajes de sus ciudadanos. Cerca de 300 cubanos no pueden viajar al exterior como consecuencia de una regulación migratoria, utilizada selectivamente a manera de castigo contra opositores, activistas de la sociedad civil y comunicadores independientes.

De hecho, varios activistas y opositores de la Isla anunciaron que se manifestarán este martes 10 de diciembre a favor del derecho a la libertad de movimiento de los cubanos.

De acuerdo con la convocatoria, los “regulados” se reunirían a las afueras de la terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, sentados, sin intención de hacer escándalo público. El aeropuerto habanero ha sido escenario de violaciones en tal sentido al negar salidas del país a más de un centenar de opositores, activistas y miembros de la sociedad civil cubana.

 

 

A principios de octubre, Bruno Rodríguez Parrilla, se mostró muy nervioso luego de ser cuestionado por la agencia AP, sobre el número creciente de cubanos críticas con el gobierno que se encuentran “regulados”.

Casi tartamudeando, el ministro respondió: “No lo sé, habría que conocer caso por caso”, y añadió que “las regulaciones migratorias cubanas son muy similares a las de cualquier país y cualquier política migratoria moderna, que establecen toda una serie de figuras en ley que restringen la salida del país a personas que conocen información clasificada, es decir, cargos anteriores en el gobierno, etcétera, a personas que están sometidas a procesos judiciales, en fin hay toda una serie de figuras que están reguladas en la ley”.

Entre 2016 a 2018, Cubalex contabilizó 243 restricciones de la movilidad externa, 515 de la movilidad interna y 24 regulaciones migratorias en trámites como solicitud o prórroga de pasaportes.

Este año se han incrementado las denuncias de cubanos a los que se le impide viajar y se enteran de la noticia una vez llegan a los aeropuertos del país. Entre las más reciente se reportó el 4 de diciembre la prohibición de salida contra el fotógrafo y opositor Claudio Fuentes.

“Esta ‘prohibición de viaje’, como lo nombraron está vez, es una prueba más de la necesidad de un contundente apoyo a los presos, a la oposición interna de la Isla junto a toda la sociedad civil, los artistas y periodistas independientes, si de verdad se quiere liberar a Cuba y a toda la región, del malévolo sistema castro-comunista, que con narcotráfico, represión, torturas y engaños siguen generando este permanente ataque a los pilares morales de Occidente”, escribió Fuentes en Facebook.