Ver para creer: cubano pesca clarias en una alcantarilla de Cienfuegos

"Ver para creer", así dijo una de las testigos de este suceso: una a una, el hombre fue acumulando las clarias a un lado de la alcantarilla
 

Reproduce este artículo

“Cosas veredes, mío Cid”, dice un viejo refrán español. En Cienfuegos se ha vuelto realidad la maravilla, pues un hombre fue captado por el lente en plena faena de pescar clarias en una fosa de aguas albañales.

Así como lo cuenta ADN Cuba, sin exageraciones: vea el video que aparece un poco más abajo. Fue justo en Calle 43, entre 46 y 48, esquina Iglesia Adventista. Este hombre, de quien no se conoce el nombre, sólo la resolución de alimentar a su familia atormentada por el hambre, las va sacando una a una hasta formar un montículo en la acera.

Bien se sabe que la claria es un animal de “buen comer”, si por “bueno” entendemos que come cualquier cosa: desperdicios humanos, roedores, peces, aves, anfibios… El alcantarillado debe ser como una mesa sueca para estos voraces vertebrados, introducidos en Cuba desde Tailandia.

El régimen introdujo su cría para aumentar el consumo de carne y proteínas, dos cosas que escasean en la isla desde hace mucho tiempo, pero no tuvo en cuenta que las clarias son predadores con alta capacidad reproductiva.

Los ciclones rompieron las barreras de los primeros criaderos y el animal se propagó rápidamente por ríos y lagunas, devorando a su paso la fauna fluvial. Hoy día, es uno de las principales amenazas a la biodiversidad en el país.

Sin embargo, las autoridades cubanas insisten en que aumentar su crianza. A principios de mes, el gobierno cubano anunció que ampliaría las capacidades del mayor criadero de clarias en el país, La Minerva, ubicado en Villa Clara.

concluir este proceso debe llegar a producir 1 200 toneladas de clarias con el objetivo de sustituir las importaciones de jurel que la provincia destina para la entrega de las dietas médicas y el consumo general.

Es conocido que a pesar de ser una isla del Caribe, Cuba casi no tienes acceso a pescados, mariscos y otros productos alimenticios del mar.  La pesca de langosta y la angula ha sido destinada únicamente para la exportación y para el turismo en Cuba, y no para el cubano de a pie, según las directrices dadas por el presidente Miguel Díaz-Canel.