Clarias para el pueblo y langostas para el turismo y la exportación
Las langostas de agua son destinadas para la exportación y para el turismo en Cuba, mientras que para la población en general se destinan clarias y tilapias.
Parte de la producción de Pescagran. Foto: La Demajagua
 

La pesca de langosta de agua dulce y la angula ha sido destinada únicamente para la exportación y para el turismo en Cuba, y no para el cubano de a pie, según las directrices dadas por el presidente Miguel Díaz-Canel.

Así lo explico el periódico La Demajagua, diario oficialista de la provincia de Granma, en un reportaje que detalló los niveles de pesca alcanzados por la empresa Pesquera de Granma  (Pescagran), establecida en el municipio de Manzanillo, en el oriente de Cuba.

De acuerdo con la publicación, para la población en general, y también para el turismo y la exportación, se ha querido incrementar los niveles de tilapias y clarias, siguiendo las directrices del régimen.

“Delineado por las orientaciones del presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz Canel Bermúdez, los integrantes de las siete unidades de base de Pescagran, con asiento en Manzanillo potencian la pesca de la langosta de agua dulce y la angula para el turismo y la exportación, incrementan los niveles de tilapias y clarias para esos mercados y el nacional, estrechan los vínculos con la Universidad y mejoran la tecnología", señaló el reportaje.

 

 

Según La Demajagua, Pescagran se ubica hoy como la segunda mejor de Cuba en el sector, tras cumplir con sus metas de 2019, con mil 859 toneladas de especies de agua dulce para el mercado nacional y la exportación.

La granja La Cascada produjo 67 toneladas, en su mayoría de tilapia, “lo que es récord para ese enclave”, ubicado en el municipio de Bayamo, capital de la provincia de Granma.

Federico Hernández, primer  secretario del Partido Comunista de Cuba en Granma les dijo a los trabajadores de Pescagran que lo hecho por ellos “es la mejor respuesta en crecimiento y desarrollo económico ante al recrudecimiento del bloqueo del gobierno de los Estados Unidos contra la Isla”.

CiberCuba señaló en marzo de 2019 que el consumo de pescado en Cuba ha pasado de los 16 kilos por persona como promedio al año en 1989 (antes del periodo especial) a los 4,4 kilos de 2014, según recoge el borrador de la nueva Ley de Pesca.

El Gobierno cubano, añadió, asegura que en los últimos cinco años se ha registrado una disminución del 44% entre las 54 especies que se venían pescando en la plataforma insular. También han bajado un 70% las capturas y el país está importando al año una media de 8.000 toneladas de pescado.