Régimen invierte en el mayor criadero de clarias de Cuba
El objetivo es que la claria sustituya al jurel en la dieta de los villaclareños
El mayor criadero de clarias de Cuba

El gobierno cubano ampliará las capacidades del mayor criadero de clarias en el país, La Minerva, ubicado en la provincia central de Villa Clara. El objetivo es utilizar las clarias que allí se crían para aumentar el consumo de pescado en la provincia.

Pescavilla es la empresa acuícola villaclareña que procura alcanzar una alta calidad desde el propio inicio de su ciclo productivo mediante las mejoras continuas, con el propósito de que sus producciones ganen cada vez más espacio en el consumo de la población.

Al concluir este proceso debe llegar a producir 1 200 toneladas de clarias con el objetivo de sustituir las importaciones de jurel que la provincia destina para la entrega de las dietas médicas.

Ahora en un primer momento la intención es recuperar el potencial productivo de dicha unidad que asciende a unas 700 toneladas, precisó René Peña Carrazana, director general de la empresa Pescavilla.

Dijo que desde el 2019 se viene trabajando en la recuperación de estanques, lo cual debe concluir el próximo año y crecer con 14 hectáreas nuevas que deben quedar construidas antes del 2030.

A este programa se suma un grupo de obras, entre ellas, una planta para producción de alimentos para la ceba de la claria, una fábrica de hielo, una planta de elaboración para vender en la red de pescaderías, terminación del almacén y estanques circulares, programa que una vez concluido convertiría a este centro en el mayor productor de clarias en el país.

Es conocido que a pesar de ser una isla del Caribe, Cuba casi no tienes acceso a pescados, mariscos y otros productos alimenticios del mar.  La pesca de langosta y la angula ha sido destinada únicamente para la exportación y para el turismo en Cuba, y no para el cubano de a pie, según las directrices dadas por el presidente Miguel Díaz-Canel.

CiberCuba señaló en marzo de 2019 que el consumo de pescado en Cuba ha pasado de los 16 kilos por persona como promedio al año en 1989 (antes del periodo especial) a los 4,4 kilos de 2014, según recoge el borrador de la nueva Ley de Pesca.

El Gobierno cubano, añadió, asegura que en los últimos cinco años se ha registrado una disminución del 44% entre las 54 especies que se venían pescando en la plataforma insular. También han bajado un 70% las capturas y el país está importando al año una media de 8000 toneladas de pescado.