En Cienfuegos no hay balitas para el gas licuado

Las autoridades de la provincia acordaron que se extendería a 26 días naturales el ciclo para que los clientes de gas licuado puedan hacer una nueva compra, porque faltan balitas
En Cienfuegos no hay balitas para el gas
 

Reproduce este artículo

Las autoridades de la provincia de Cienfuegos, en el centro-sur de Cuba, determinaron que, a partir de este jueves 1ro de septiembre, se extendería a 26 días naturales el ciclo para que los clientes de gas licuado puedan hacer una nueva compra en los puntos de venta habilitados en la provincia.

La medida se debe a un “déficit en la disponibilidad de cilindros para el recambio y abastecimiento” a los cerca de 65 mil clientes con contrato de gas licuado en el municipio de Cienfuegos, capital de la provincia, según declaraciones de Rolando Rajadel Alzuri, coordinador de programas y objetivos estratégicos del Gobierno de Cienfuegos.

De acuerdo con la información proporcionada por la Unidad Empresarial Básica (UEB) División Territorial de Comercialización de Combustibles Cienfuegos, la falta de los cilindros, conocidos popularmente como “balitas”, ha sido “fomentada por la situación económica que atraviesa el país, lo cual ha imposibilitado cumplir plazos de importación de nuevos cilindros”.

Zaraí González Pérez, jefa de área comercial de la UEB Comercializadora de Combustibles Cienfuegos agregó que los puntos de ventas continuarán brindando servicio a la población en los horarios establecidos —de 8:00 am a 12:00 del mediodía; y de 2:00 pm a 5:00 pm—. Los días jueves y sábado, la venta se efectuará entre las 8:00 am y las 12:00 del mediodía.

Además, según el periódico estatal Cinco de septiembre, las autoridades aclararon que todo cliente de la empresa tiene derecho a comprar en cualquiera de los puntos de venta del municipio, excepto los de la periferia de la ciudad (Paraíso, Caonao, CEN, Rancho Luna, Guaos, Pepito Tey), regulados para vender solo a los clientes locales.

La poca disponibilidad de gas licuado afecta a las familias en medio de la profunda crisis energética que sufre la isla, con apagones de hasta más de 12 horas diarias. Muchos cubanos han tenido que recurrir a métodos alternativos, como el consumo de carbón vegetal para cocinar o calentar sus alimentos. 

En los comentarios a la nota del Cinco de septiembre, el ciudadano René Cortiza Calderín opinó que “también deberían preocuparse por el resto de los municipios que solo tienen la opción de una balita cada 6 meses y se ha hecho una situación bien difícil poder adquirir el servicio”.

Otra persona, identificada como Ramón C. comentó que “lo insólito de este asunto es que se alegue que el problema se debe a déficit de cilindros y que, a usuarios con contrato en mano, como es mi caso, no le admitan el recambio por una balita que poseo, pero NO está inscrita”.

Recomendaciones

 

Relacionados