Unión Eléctrica comenzará a cobrar deudas de cubanos que no pagaron el servicio durante cuarentena
La UNE, empresa estatal que provee este servicio en Cuba, comenzará a cobrar las deudas acumuladas durante la cuarentena por coronavirus, cuando se aplazó la obligatoriedad de abonar para que los usuarios no se expusieran a contagios en las habituales colas
Una persona paga su factura telefónica en Cuba. Foto: JAleM/Venceremos
 

Reproduce este artículo

La Unión Eléctrica (UNE), empresa estatal que provee este servicio en Cuba, comenzará a cobrar las deudas acumuladas durante la cuarentena por coronavirus, cuando se aplazó la obligatoriedad de abonar para que los usuarios no se expusieran a contagios en las habituales colas.

En una nota informativa difundida este jueves por medios estatales, la UNE “hace un llamado a todos sus clientes a abonar las cuentas de consumo mensual y disminuir en el menor plazo las deudas pendientes”, para lo cual se han reanudado los servicios y cobros en las oficinas comerciales de todo el país, excepto en la provincia de La Habana afectada por un rebrote de la COVID-19.

Carlos Misael Rodríguez, director comercial de la empresa estatal, dijo que, al tomarse la decisión de aplazar los cobros del servicio eléctrico, se ha generado “un número importante de cuentas por cobrar que es necesario liquidar” lo antes posible.

Explicó el ingeniero y funcionario que los cubanos deberán pagar las cuentas más envejecidas, por lo que, “en el presente mes de agosto, resulta obligatorio saldar las deudas pendientes hasta abril, mientras en septiembre corresponderá el pago del consumo eléctrico de mayo y junio”, informó el periódico oficialista Venceremos.

Durante el mes de octubre deberán saldar con carácter obligatorio las cuentas de julio y agosto; en noviembre, las de septiembre y octubre; y, en diciembre, las de noviembre y las del último mes del año, explicó la UNE en un comunicado.

El ingeniero Carlos Misael Rodríguez aseguró que el método de “escalonamiento de pago” es para aquellos clientes que por motivos de la COVID-19 no pudieron saldar sus facturas, “aunque sigue siendo obligatorio el pago del consumo eléctrico del mes para quienes no acumulen deudas”.

Los clientes podrán abonar, según explicó, además de las cuentas que sean obligatorias en el mes que se efectúe el pago, varias o todas las cuentas vencidas, siempre y cuando se paguen antes del 31 de diciembre de 2020.

En el caso que se requiera, el cliente podrá ir a la Empresa Eléctrica que corresponda y se podrán establecer convenios de pago de la deuda diferentes a los antes mencionados, pero siempre con la premisa de que el monto total de la misma sea abonado antes de la fecha mencionada.

A inicios de abril, el primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, anunció que “se elimina” por ese momento el cobro de los servicios de electricidad, agua y gas, excepto los que puedan realizarse por vía electrónica.

La medida en realidad estableció el cierre de las oficinas de cobro a la población en esas empresas, principal vía utilizada en un país muy lejos del comercio y el gobierno electrónico, y donde se mantienen prohibitivos precios de Internet.