El cuento de nunca acabar: la caldera de la “Guiteras” vuelve a averiarse

A pocas horas de conectarse al sistema eléctrico, la Termoeléctrica “Guiteras” volvió a desconectarse por más problemas en la caldera
guiteras
 

Reproduce este artículo

La Termoeléctrica “Antonio Guiteras” de Matanzas, volvió a desconectarse del Sistema Eléctrico Nacional por una nueva falla en la caldera, según fuentes del oficialismo. Hacía pocas horas que se había reactivado cuando tuvo que volver a salir a causa de otra avería.

Según el oficialismo, “descartan la posibilidad de que la avería se haya producido en el área intervenida en fecha reciente”. La semana pasada, la Guiteras había estado paralizada por cinco días para solucionar la ponchadura (dos tubos averiados) en la caldera. Las autoridades refieren que la caldera requiere una limpieza de mayor dimensión, pero no cuentan con las condiciones adecuadas para ello.

Con el problema detectado ahora, se necesita enfriar el área para localizar “el lugar exacto del problema y determinar las acciones para acometer”. Esto implicaría casi una semana más de paralización de la termoeléctrica, en medio de los interminables apagones en Cuba, que llegan hasta las 12 horas diarias en muchas provincias del país.

Hace apenas una semana, la “Guiteras” salió del sistema energético nacional debido a otra avería en su caldera, según medios y reporteros del oficialismo.

“Muy malas noticias. Último minuto. Informa la Unión Eléctrica. La termoeléctrica Antonio Guiteras sale del Sistema Eléctrico Nacional por salidero en calderas. La disponibilidad del sistema es de, 2053 MW, con una demanda de, 2989 MW para un déficit por capacidad de generación de 992 MW”, señaló en su perfil de Facebook, el periodista oficialista Lázaro Manuel Alonso.

La Unión Eléctrica de Cuba agregó que “se necesitan aproximadamente 30 horas de enfriamiento para lograr acceder a la zona averiada y comenzar los trabajos de mantenimiento en la caldera de Guiteras”.

Este mes, la empresa eléctrica de la isla anunció que permanecerían los apagones por falta de combustible, a lo cual se suman las fallas y rupturas repentinas en las centrales termoeléctricas, como acaba de suceder con la "Guiteras", que son continuas.

Las autoridades cubanas declararon que no tienen capacidad para invertir en las centrales termoeléctricas (CTE) y resolver de inmediato la crisis, a pesar de que entre 2006 y 2019 el gobierno de Rusia concedió créditos por 2 300 millones de dólares para “financiar importantes proyectos de energía” en la isla, según un reporte de Sputnik.

Ante esta situación, que hace más difícil aún la ya dura vida del pueblo cubano, los dirigentes del régimen informaron que no se verá un alivio hasta finales de diciembre.