Régimen realiza homenajes al fundador de la dictadura, el "eterno padre Fidel"
El régimen castrista, aprovechó el Día de los Padres para rendir homenaje a su fundador, el extinto dictador Fidel Castro, a quien el gobierno entronizado en Cuba persiste en presentar como un “padre fundador” de la patria, y no como el ególatra autoritario que fue
Soldados custodian la roca mortuoria de Fidel Castro, el Día de los Padres. Foto: Granma
 

Reproduce este artículo

El régimen castrista, aprovechó el Día de los Padres para rendir homenaje a su fundador, el extinto dictador Fidel Castro, a quien el gobierno entronizado en Cuba persiste en presentar como un “padre fundador” de la patria, y no como el ególatra autoritario que fue.

No ha sido suficiente con que incrustaran la roca mortuoria con las cenizas del Comandante a la sombra del Mausoleo de José Martí en el Cementerio Santa Ifigenia (Santiago de Cuba), o que le acarrearan a su vera los monumentos funerarios del venerable Carlos Manuel de Céspedes y la admirada madre de los Maceo, Mariana Grajales. La prensa de propaganda oficialista continúa inoculando la idea a los sufridos habitantes de la isla, de que Fidel Castro fue un patriarca benefactor y no un tirano.

Por eso, la noticia principal del libelo del Partido Comunista, Granma, sobre el domingo de celebración internacional, es un homenaje del castrismo a su barbado padre, otra profanación del camposanto que tantos héroes verdaderos acoge.

El periódico informó que este domingo, el pedrusco mortuorio se vistió con “sendos ramos de flores dedicados por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República, al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en el Día de los Padres”.

Según el medio de propaganda, tales ofrendas eran expresión “del sentir de un pueblo que, en estos días de duro batallar, enarbola el legado del eterno padre, seguro de la victoria”. Apaga y vámonos.

Las flores fueron depositadas por las autoridades del régimen en la provincia oriental, Lázaro Expósito Canto y Beatriz Johnson Urrutia, miembros del Comité Central del Partido. Solo después de ensalzar al “barbapapá”, como le decían burlonamente muchos cubanos a Fidel, se señala que ese tributo “se hizo extensivo al iniciador Carlos Manuel de Céspedes [el verdadero Padre de la Patria] y al Apóstol José Martí”.

 

 

En la nota, un ejemplo sensiblero de la cursilería habitual en la propaganda castrista, se dice que “en el sagrado altar del cementerio patrimonial Santa Ifigenia, de esta ciudad, bajo el intenso sol que realza sus monumentos funerarios escoltados por jóvenes de verde olivo y palmas reales, tuvo lugar el homenaje con las ofrendas florales que cargan el agradecimiento de millones de hijos dignos hacia los padres fundadores de la nación”.

Para rematar, citan un tuit del mandatario designado por Raúl Castro para continuar el régimen, el gris Miguel Díaz-Canel, quien al felicitar a los padres cubanos soltó una bravuconada con tufillo machista y patriarcal de la que él no se puede ufanar, habiendo logrado poco más que tomar limonada en su vida: “En una nación de padres dignos que vencieron a dos imperios, la paternidad enorgullece”.

Fue un domingo de cinismo oficialista, tanto en el cementerio de Santiago, como en las redes sociales. Canel en otro mensaje dijo que su “primer saludo en domingo de padres, [fue] para médicos y enfermeros de la brigada Henry Reeve, que se alejaron del abrazo de sus hijos para ir a darle un beso al mundo allí donde más sufre”.

Se refiere a los profesionales que el régimen ha enviado, queriendo pescar en río revuelto, a vender sus servicios médicos en condiciones de servidumbre durante la pandemia del coronavirus.