Convierten en museo casa donde nació el padre Fidel Castro en Galicia

Entre los financistas de este museo se encuentran los empresarios gallegos, quienes tienen excelentes relaciones económicas con el gobierno cubano desde hace décadas.
 

Reproduce este artículo

La casa donde nació el padre de Fidel y Raúl Castro en Galicia se convirtió este 28 de julio en un museo para homenajear a la emigración gallega, anunció el periódico local NIUS.

La vivienda fue cedida hace años por la familia Castro a la Asociación Amistad y Solidaridad de Láncara con Cuba con el fin de crear un museo, cuyos directivos aprovecharon el aniversario 30 de la visita de Fidel al lugar para inaugurarlo.

NIUS recordó que en 2021 la cónsul de Cuba en España visitó el estado de las obras de la “Casa Museo Ángel Castro. Centro de Interpretación de la Emigración Gallega” ubicado en la pequeña aldea de Lugo.

Los responsables del proyecto, además de la Asociación, serán el Ayuntamiento del municipio, la Diputación de Lugo y la Confederación de Empresarios de la provincia.

En esa vivienda nació Ángel Castro en 1875. Después de luchar como soldado en la guerra de Cuba, volvió a la isla como emigrante. Allí se dedicó a cortar caña y llegó a tener una hacienda de azúcar en la que nacieron y se criaron sus hijos.

Durante mucho tiempo, la casa gallega de la familia Castro estuvo abandonada. Fue la visita de Fidel en 1992 la que provocó que generara mucha expectación.  

Gracias a los orígenes gallegos de los Castro, Cuba y esa entidad autónoma de España han mantenido excelentes relaciones culturales y comerciales desde hace décadas. Decenas de empresas gallegas han establecido negocios con Cuba.

Uno de los ejemplos más llamativos es el del empresario Eduardo Barreiros, cercano al franquismo, quien se fue a vivir a Cuba en 1980 y murió allí en 1992, luego de amasar una fortuna en su país natal en la industria de los vehículos automotores.

Barreiros, quien colaboró en un frustrado intento de establecer una industria del automóvil en Cuba, fue reconocido en 1991 por el Instituto Superior de Diseño Industrial de La Habana con la categoría especial de profesor invitado y la Universidad de dicha ciudad le concede el Título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Técnicas. 

Además, se le hace entrega de La Giraldilla de La Habana, que se otorga a aquellos ciudadanos que han alcanzado méritos extraordinarios por su excepcional contribución al desarrollo y fortalecimiento de la ciudad.

Según indica La Voz de Galicia, Barreiros ejerció hasta el momento de su muerte como asesor de Fidel Castro y su aspiración era convertir la fábrica de Motores Taíno en la más importante del sector en América Latina.

Recomendaciones

 

Relacionados