Empresa Artex en Cuba ofertó “combos atractivos” con imágenes del Che para regalar a los padres
Che Guevara como mercancía depreciada. Empresas estatales cubanas intentaron vender postales del guerrillero comunista, para quien no teniendo en qué gastar mejor su dinero, las regalase a su progenitor en el Día de los Padres
Propuesta de artículos de Artex por el Día de los Padre en Cuba
 

Reproduce este artículo

Se sabe que el comunista Ernesto “Che” Guevara ha quedado apenas para ser usado como figura icónica de la propaganda castrista, y para que lo lleven en sus camisetas miles de “progres” que ni lo han leído, ni conocen su polémica historia de lucha violenta por el poder y contra el capitalismo.

El Che como mercancía. Es más: como mercancía depreciada. En la provincia cuya ciudad capital, Santa Clara, fue atacada por el comandante argentino cuando la lucha revolucionaria contra la dictadura de Batista –que terminó convertida por las pérfidas artes de Fidel, en otra tiranía–, pues allí mismo han ofertado imágenes del Che para quien no teniendo en qué gastar mejor su dinero, las regalase a su progenitor en el Día de los Padres.

Así lo publicitó el periódico local, el mismo que se reconoce como órgano de propaganda oficial del Partido Comunista en ese territorio: “Con vista a la celebración del Día de los Padres el tercer domingo de junio”, la sucursal en la provincia Villa Clara de la empresa estatal Artex, “ha preparado una serie de ofertas destinada a las familias y a empresas que deseen conmemorar en colectivo tan significativa fecha”.

Entre los “estuches de regalos con artículos combinados”, descritos por el libelo convertido en gacetilla de mercader como “atractivas ofertas”, está uno que, en un nylon anudado a moño, reúne recipientes para guardar la sal, el azúcar y el café, con dos postales del Che Guevara.

Se sabe que estas rebajas y ofertas comerciales, se hacen en Cuba para tratar de salir de lo que no se vende en los comercios estatales, de lo que enmohece en los almacenes. Así que ya podemos imaginar cuánto interés despierta las fotografías del Che entre los cubanos, cuando estas tiendas en divisas tienen que pasar de contrabando la iconografía del guerrillero, junto con saleros y azucareras de dudoso gusto estético.

Y más ahora, que la abrupta bajada del turismo por la pandemia, ha privado a las tiendas en divisa de los potenciales compradores extranjeros, que buscan en el parque temático del socialismo en el que convirtieron a la isla, souvenires “revolucionarios”.

El semanario oficialista Vanguardia, se ubica en la “vanguardia” comercial, y vende como cualquier boletín de feria local la mercadería castrista.

Miren si no creen, los artículos acompañan a la “atractiva oferta” de fotos guevaristas. Por estos días en las tiendas se ofertarán “gorras, cerveza, billeteras, jarras personalizadas, CD, ceniceros, medias y botellas de ron (grandes y pequeñas), así como sombrillas y/o paraguas, cortinas, toallas, set de aliños (juego de frascos para sal, pimienta, vinagre y aceite), entre otros”.

Además, aseguran que se venderán racionadas solo cuatro cervezas por persona, a unos 30 pesos cubanos cada una, nada barato para el ciudadano promedio. También, mientras escasea la comida en mercados y las mesas de los hogares, estas empresas estatales promocionadas por el periódico “comunista” anunciaron la venta de carne de cerdo, hamburguesas y pizza. Pero de rebajas, nada.

¿Algún padre habrá disfrutado su cervecita y su carne de puerco, mirando la foto del Che?