Régimen abusador: policía política destroza teléfono de periodista Camila Acosta
Las redes sociales son los principales espacios de libertad ganados al régimen castrista, y la Seguridad del Estado lo sabe. Por eso devolvió a la periodista Camila Acosta, luego del decomiso durante los arrestos arbitrarios del fin de semana, completamente destrozado su teléfono celular
Camila Acosta y su teléfono roto. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Las redes sociales son los principales espacios de libertad ganados al régimen castrista, y la Seguridad del Estado lo sabe. Por eso devolvió a la periodista independiente Camila Acosta, luego del decomiso durante los arrestos arbitrarios del fin de semana y como parte de una amenaza no disimulada, completamente destrozado su teléfono celular.

“La impotencia de los impotentes, fue eso lo único que demostraron los esbirros de la Seguridad del Estado cubana al devolverme mi teléfono destrozado”, expresó la periodista en Facebook.

Acosta añadió: “Si [los policías] creían que con eso me apagarían, todo lo contrario. Con acciones como estas solo echan más leña a mi fuego. Un fuego que no es otro que el del ímpetu y deseos de seguir reportando desde Cuba, seguir denunciando violaciones como esta, seguir batallando por la libertad de esta tierra”.

“Ya lo he dicho: mi rebeldía es proporcional a la represión. A ver si se enteran de una vez...”, enfatizó la joven Camila Acosta, graduada de periodismo en la Universidad de la Habana y reportera del diario independiente CubaNet.

Acosta fue una de las víctimas de la represión desatada el 10 de octubre por la dictadura, cuyos agentes la detuvieron al margen de la ley.

Erika Guevara-Rosas, representante de Amnistía para las Américas, se refirió a su caso, y al de otros artistas y activistas: “Alerta Urgente- Horas después de hostigamiento policial, se denuncia la detención de la periodista cubana Camila Acosta y de la escritora Katherine Bisquet”, tuiteó.

“Demandamos a Miguel Díaz-Canel su liberación y que ponga fin a la represión y persecución del periodismo independiente en Cuba”, subrayó Guevara-Rosas en Twitter.

En redes sociales se trasmitió en directo cómo Acosta fue detenida y recluida por espacio de dos horas, y Bisquet fue sometida a un acto de repudio antes de ser arrestada.

Otros activistas, artistas y escritores detenidos el 10 de octubre en La Habana son Kirenia Yalit Núñez Pérez, Anamely Ramos, Luis Manuel Otero Alcántara, Camila Ramírez Lobón, Tania Bruguera, Aminta D'Cárdenas, Amaury Pacheco, Claudia Genlui, Alfredo Martínez, Michel Matos, Iliana Hernández, Héctor Luis Corcho, Esteban Rodríguez, Oscar Casanella, Iris Ruiz, María Matienzo y Gretel Kairús. Todos fueron liberados horas después de sus arrestos arbitrarios, abandonados algunos en distintos y apartados puntos de La Habana.

El relator para Cuba en la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH), Stuardo Ralón, condenó la represión que el régimen castrista desató a propósito de la fecha patria del 10 de octubre.

“Como Relator de la CIDH para Cuba, condeno la represión desatada este sábado 10 de octubre en el aniversario del inicio de las luchas por la independencia”, expresó Ralón en Twitter.

Este domingo el abogado guatemalteco compartió en un hilo de esa red social, varios nombres de activistas, periodistas y artistas independientes que fueron detenidos arbitrariamente por la policía y sufrieron actos de repudio en la vía pública por personas progubernamentales, a instancias de la Seguridad del Estado.

“Cuba tiene obligaciones internacionales que cumplir y dentro de ellas están el respeto a la dignidad y derechos humanos de sus ciudadanos, incluido el derecho de pensar y expresar libremente sus ideas aún y cuando sean en contra del régimen comunista en la Isla”, recordó el relator de la CIDH.

Otras entidades internacionales se pronunciaron contra la ola represiva de este fin de semana.

Gabriel Salvia, director de la ONG CADAL, con sede en Argentina, deploró “La ola de detenciones a opositores pacíficos en Cuba”, y recordó que este martes, “La vieja dictadura será electa por quinta vez al Consejo de Derechos Humanos de la ONU”. Salvia ha criticado duramente el ingreso de Cuba al Consejo y ha lamentado que hay países de la región que no se oponen.