Régimen amenaza a excombatiente con procesarlo judicialmente por denunciar situación de abandono

Pascual Zúñiga, excombatiente de Angola, está siendo amenazado con ser procesado por supuesto atentado y desobediencia por denunciar su situación de abandono por parte del estado
Pascual Zúñiga. Foto: Captura de pantalla Twitter/@observacuba
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano está amenazando a Pascual Zúñiga, excombatiente de la guerra de Angola, con procesarlo judicialmente por exponer la situación de abandono total a la que ha sido sometido, denunció este sábado el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).

La organización no gubernamental, con sede en España, compartió en su cuenta de Twitter un video en el que se ve a Zúñiga portando primero un cartel a favor del cambio de régimen en Cuba y la liberación de los presos políticos, y luego mostrando la entrega de conclusiones fuera del Tribunal en su contra.

“Pascual Zúñiga, en Baracoa, Guantánamo, es amenazado con un falso delito de atentado y desobediencia por denunciar en varias ocasiones su situación de abandono total por parte del estado cubano a pesar de ser un ex combatiente de la guerra de Angola”, escribió el OCDH en la referida red social.

Vecino de Barrio Bermejal, en Baracoa, Zúñiga fue encartado en la Causa número 33 de 2022 de la Sala segunda Penal del Tribunal Provincial Popular de Guantánamo.

Las conclusiones acusatorias de las que le fue entregada una copia que mostró en el video, tras también pedir la liberación del coordinador nacional de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), José Daniel Ferrer, le indican designar un abogado para su defensa, de no haberlo ya designado, “bajo apercibimiento de que de no hacerlo en el acto o a más tardar dentro de cinco días, se le nombrará de oficio”.

Ello, para juzgarlo por presunto atentado y desobediencia, un cargo fabricado, según el OCDH, por la incomodidad que genera Zúñiga al exponer las precarias condiciones en las que vive y el abandono del que es objeto por parte del Estado cubano pese a haber arriesgado su vida en una empresa militar del régimen en el continente africano.

Similar situación a la de Zúñiga la han sufrido numerosos excombatientes en toda Cuba. 

Osvaldo Núñez Angulo, también veterano de la guerra de Angola, denunció en redes sociales el mes pasado la precaria situación de vida que enfrenta luego de ser abandonado a su suerte por el gobierno cubano, con una chequera mensual que no le alcanza para vivir.

“Ya no nos queda nada que vender. Ya lo que nos queda en esta casa... no tenemos cómo. Porque con 1.320 pesos de chequera, con eso no vive nadie y eso lo sabe Díaz-Canel y lo sabe toda la gente”, explicó al referirse a su situación actual.

A inicios de junio trascendió que Ángel Pacheco Soublet, un excombatiente de Angola de 83 años, se suicidó en la ciudad de Las Tunas, al oriente de Cuba, tras recibir una multa de 4.000 pesos y no tener cómo pagar la sanción.

Pacheco, con una pensión de 1.500 pesos mensuales, vendía frutas y vegetales para ayudar a mantener a su esposa, quien permanece postrada en una cama, y a su hija, que cuida de su madre enferma.

El anciano guardaba como un tesoro personal condecoraciones y un reconocimiento certificado por el difunto dictador Fidel Castro que reconocía su participación “en la heroica misión internacionalista por la liberación, la independencia y la integridad del hermano pueblo de Angola”.