Niños habaneros que padecieron coronavirus tuvieron una gran fiesta

Un grupo de niños de La Habana que se recuperaron de la COVID-19 participó de una fiesta en el capitalino Parque Tecnológico Finca de los Monos
Niños habaneros que padecieron COVID-19 tuvieron una gran fiesta
 

Reproduce este artículo

La estatal Casa Productora de Televisión Mundo Latino, realizó una publicación este 17 de julio en su página de Facebook Naturaleza Secreta, donde compartió imágenes de niños de La Habana recuperados del nuevo coronavirus participando de una gran fiesta en el capitalino Parque Tecnológico Finca de los Monos.

"Muchos de los niños que en La Habana padecieron la COVID-19 se reunieron hoy en el Parque Tecnológico Finca de los Monos para celebrar que todos rebasaron la enfermedad".

La festividad, convocada por el Ministerio de Salud Pública, contó con la presencia de artistas que dedican su obra o parte de ella a alegrar la vida de los niños.

"Liuba María Hevia, Osvaldo Doimeadiós y otros artistas se sumaron a esta iniciativa del Ministerio de Salud Pública de Cuba que contó con el apoyo de Cinesoft y de otras instituciones, y la participación del Dr. Francisco Durán, director nacional de Epidemiología, entre otros directivos y especialistas, y del equipo de psicólogos que atiende a estos niños, que en todos los casos presentan buen estado de salud", precisa la publicación.

Y sin más detalles, Naturaleza Secreta anunció que "en próximas publicaciones ofreceremos más información".

En nuevo Palacio Tecnológico, dedicado principalmente a niños y jóvenes, y ubicado en la antigua Finca de los Monos en el municipio Cerro, en La Habana, fue inaugurado el 10 de noviembre de 2019, luego de una restauración del lugar realizada como parte de las acciones por el aniversario 500 de la ciudad.

Su historia se remonta hasta el 26 de marzo de 1873, cuando don Pedro Nolasco González Abreu adquirió siete caballerías de tierra en ese lugar, donde su hija Rosalía Abreu levantaría luego La quinta de las Delicias, y más tarde fundaría lo que se considera el primer parque zoológico de La Habana, el cual se distinguió por su amplia colección de primates, animales que la dueña atendía personalmente y cuyo estudio le valió el más alto reconocimiento de importantes centros investigativos de la época.

El nuevo Palacio Tecnológico está enfocado en que los visitantes interactúen con la informática y la electrónica, con el objetivo de que adquieran conocimientos, y asimismo cuenta con muchas otras opciones recreativas, entre las que se pueden mencionar un tren, un avión y un yate a tamaño real, todos con simuladores, además de cafeterías, restaurantes y una zona para fiestas. El recinto, en honor a su popular nombre, cuenta con simios interactivos a tamaño real.

Recomendaciones

 

Relacionados