Bebé de ocho meses regresa a casa, luego de semanas ingresado con coronavirus

El bebé cubano de ocho meses que estuvo unas dos semanas ingresado por coronavirus en Ciego de Ávila, fue dado de alta médica y regresó a casa junto a su familia
Niño de 8 meses y su madre
 

Reproduce este artículo

El bebé cubano de ocho meses que estuvo unas dos semanas ingresado por coronavirus en Ciego de Ávila, fue dado de alta médica y regresó a casa junto a su familia.

Identificado en redes sociales como Olver Venega, el pequeño es residente de Ranchuelos -poblado del municipio Chambas, perteneciente a la provincia Ciego de Ávila- fue atendido en el Hospital General Docente “Capitán Roberto Rodríguez”, de la ciudad de Morón.

El 21 de abril las autoridades sanitarias de Cuba informaron que entre los infectados por coronavirus en la isla había un bebé de 8 meses.

La nota oficial del Ministerio de Salud Pública (Minsap), informó que se trataba de un niño “ciudadano cubano de 8 meses de edad, residente en el municipio de Chambas, provincia Ciego de Ávila”.

El bebé fue contacto de un caso confirmado anteriormente. Luego que diera positivo al coronavirus, “se mantienen en vigilancia 13 contactos” del menor, según las autoridades.

También fue noticia por estos días luego de que uno de los doctores que lo atendió en terapia intensiva se despidiera emotivamente del pequeño.

El doctor Juan Carlos Villares, director del hospital de Morón, juntó una de sus manos con la del pequeño a través del cristal de la puerta de la sala de terapia, a la vez que mostraba un dibujo del lactante que todo el equipo médico firmó, entre ellos el especialista en Pediatría Arisney Jiménez Herrera, a la cabeza del equipo sanitario responsable de los cuidados.


El retrato de Olver fue confeccionado por Reinier Saavedra, un trabajador del turismo que colaboró con el personal de salud. Debajo del rostro del niño escribió debajo: "Somos una gran familia".

Según explicó el doctor Villares, Saavedra cumplió sus días de servicio y, por tanto, se retiraba a su descanso de cuarentena.

En Cuba más de un centenar de niños se han contagiado con la enfermedad, y al menos dos han requerido cuidados intensivos.

Thalía, una bebé de siete meses, es otra de los lactantes que se contagió con coronavirus en Cuba. La pequeña venció el padecimiento a mediados de abril y pudo volver a su hogar en la provincia de Cienfuegos, municipio Aguada de Pasajeros.

La bebé fue detectada por una prueba rápida y se contagió por su padre, quien llegó de Estados Unidos. La mamá de Thalía, de 26 años, también dio positiva el 29 de marzo.

Las autoridades sanitarias de Cuba confirmaron 18 casos más de coronavirus en la isla, al cierre de este martes 5 de mayo, para un total de 1703 infectados.

Cuba no ha reportado nuevos muertos a causa de la COVID-19 por segundo día consecutivo. Han fallecido hasta la fecha un total de 69 personas a causa de la COVID-19: un italiano, un ruso y 67 cubanos.