COVID-19 en niños, conoce la peligrosa reacción y cómo identificar sus síntomas
El Departamento de Salud del estado de Nueva York encontró que 64 niños presentan un nuevo síndrome inflamatorio, probablemente relacionado con la COVID-19
Niño con mascarilla sanitaria anti coronavirus. Foto: Getty Images
 

Reproduce este artículo

Un nuevo Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico se ha identificado en 64 niños de la ciudad de Nueva York. El Departamento de Salud de ese estado emitió un aviso sobre el síndrome y su posible asociación con la pandemia de la COVID-19

Según informó la cadena News 4 esta semana, cualquier caso sospechoso del nuevo síndrome en personas menores de 21 años debe notificarse al Estado. El aviso se envió a los centros de atención médica, laboratorios clínicos y departamentos locales de salud.

“Aunque la mayoría de los niños que tienen COVID-19 experimentan solo síntomas leves, en el Reino Unido también se ha informado de un posible vínculo entre COVID-19 pediátrico y una enfermedad inflamatoria grave. El Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico tiene características similares a la enfermedad de Kawasaki y al Síndrome de Shock Tóxico y puede ocurrir días o semanas después de padecer el COVID-19”, explica el comunicado.

“Puede incluir fiebre persistente, síntomas abdominales, erupción cutánea e incluso síntomas cardiovasculares que requieren cuidados intensivos. Reconocimiento temprano por pediatras y derivación a un especialista que incluye cuidados críticos es esencial”, afirma el Departamento de Salud de Nueva York.

El gobernador Andrew Cuomo en una entrevista dijo que “es una situación en desarrollo y no conocemos todos los hechos”.

El Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico se observó detalladamente en 15 niños hospitalizados entre el 17 de abril al primero de mayo, informó Demetre Daskalakis, subcomisaria del Control de Enfermedades del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York.

“Se ha observado en pacientes entre los 2 y 15 años características similares a la enfermedad de Kawasaki y el Shock Tóxico, así como varios días de fiebre e inflamación. Cuatro de los 15 niños dieron positivo a la COVID-19 y seis dieron positivo a los anticuerpos del coronavirus, lo que significa que tuvieron la enfermedad previamente”, refirió Daskalakis.

Un médico familiarizado con la enfermedad cree que podrían ser más casos, ya que el Departamento de Salud de la Ciudad solo está reconociendo los casos graves.

“Esto está sucediendo en toda Europa”, señaló a NBC News la directora del programa Kawasaki en el Hospital Pediátrico de Boston, la Dra. Jane Newburger. “Definitivamente está sucediendo en varias ciudades de la costa este y en algunas partes del Medio Oeste”, afirmó.

El martes por la tarde, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, tuiteó sobre los casos encontrados en la ciudad. “Aún no ha habido muertes, pero estamos muy preocupados (…) Estamos aprendiendo cada día sobre cómo el COVID-19 afecta el cuerpo. Esta es una enfermedad feroz”.

 

¿Cómo identificar los síntomas temprano?

En un comunicado, el director de Cuidados Críticos Pediátricos del Hospital de Niños Mount Sinai Kravis, el Dr. George Ofori, dijo que “algunos que estamos tratando actualmente ingresaron a nuestra atención con síntomas como dolor abdominal, vómitos, diarrea y fiebre baja. Otros menores presentaron primero una erupción cutánea, conjuntivitis y/o labios agrietados”.

El Dr. Ofori dijo que algunos pacientes han desarrollado problemas cardíacos y presión arterial baja que causaron conmoción. Explicó que algunos habían sido diagnosticados con la COVID-19, dos o tres semanas antes de que se desarrollaran estos síntomas.


Jayden Hardowar, de 8 años, es uno de los casos presentados en el Hospital de Niños de Cohen, quien parecía haber estado sano antes de sufrir un paro cardíaco.

“Jayden comenzó a tener fiebre y diarrea a finales de abril. Lo llevaron a su pediatra, y poco después parecía estar respondiendo bien a la medicina Tylenol. Su padre señaló que la fuerza y energía de Jayden realmente no había regresado, pero ellos no estaban demasiado preocupados ya que creían que podría ser debido a la diarrea”, informó una cadena local.

La madre dijo que notó algo mal cuando se acercó a la cama de su hijo: la cabeza y las manos del niño estaban retorcidas en una posición poco ortodoxa hacia atrás.

“Rápidamente miré el rostro y los labios de mi hijo y estaban todos azules. De inmediato supe que algo no estaba bien aquí con Jayden”, dijo su madre Navita. La ambulancia llegó en dos minutos y pronto llevó a Jayden al Hospital Jamaica antes de que lo trasladaran al Cohen Children's Hospital en el condado de Nassau.

Al niño, generalmente una persona sana, le tomó solo cinco días pasar de jugar y cantar, a necesitar una máquina que le ayudara a respirar varias jornadas, incapaz de comunicarse. Sus padres dijeron que tiene una inflamación y sufrió de un paro e insuficiencia cardíaca.

Afortunadamente, Jayden se empezó a sentir lo suficientemente bien para retirarle el respirador el fin de semana, tres días después de que lo llevaron al hospital.

“Simplemente demuestra que el COVID-19 no perdona a ningún grupo de edad y puede provocar enfermedades muy graves, incluso en niños”, dijo el Dr. Schneider.