Multas en playas de La Habana por "uso incorrecto del nasobuco"
Según autoridades del régimen en la capital cubana, se han impuesto un significativo número de multas por “uso incorrecto del nasobuco”, varias en áreas de las playas de La Habana, donde también se detectaron vehículos sin permiso para circular
Varias personas disfrutan este viernes de un baño en la playa durante el primer día de reapertura en la capital cubana desde que comenzó la pandemia, en La Habana (Cuba). EFE/Ernesto Mastrascusa
 

Luis Torres Iríbar, Primer Secretario del Partido Comunista en La Habana, refirió durante la sesión de este sábado del Consejo de Defensa Provincial, que “las acciones de control realizadas arrojaron un significativo número de multas por el uso incorrecto del nasobuco, varias impuestas en el área de las playas, donde también se detectaron vehículos sin permiso para circular.

“Sin discutir, deben ponerse las multas a quienes no usen el nasobuco (mascarilla) en los espacios públicos pues constituye un acto de indisciplina, en el cual se ha insistido desde el comienzo del enfrentamiento al coronavirus en el país”, se subraya en el reporte emitido por el medio oficialista Cubasí.

“Estamos obligados a no desmayar ni un segundo para que se cumplan las normas y llegar a una segunda fase de recuperación”, agregó Torres Iríbar.

Cuba sumó 8 nuevos casos de la COVID-19, todos en la capital, que continúa como foco de la epidemia en el país y estrenó el viernes la primera de las tres fases de la reapertura gradual diseñada por el Gobierno.

La cifra de infectados de hoy mantiene la tendencia de días anteriores (entre los 5 y 8 contagios diarios), en su gran mayoría residentes en La Habana, que acumula 55 de los 62 positivos reportados en las últimas dos semanas. El resto de los casos activos se encuentran en la cercana provincia de Mayabeque.

De los 2 mil 380 pacientes diagnosticados con la enfermedad en el país, se mantienen ingresados confirmados 58 (2,4%), de ellos 54 el 93,1% con evolución clínica estable y cuatro pacientes en estado grave. Mientras, los fallecidos por coronavirus en Cuba se mantienen en 86 al no haberse registrado nuevas muertes en la últimos siete días.

La Habana, considerada aún el epicentro de la epidemia en la isla, fue el último territorio en flexibilizar la restricciones para enfrentar la COVID-19 impuestas hace unos tres meses por el Gobierno.

En la capital, en fase 1 de la desescalada desde el pasado viernes, ya se reanudó el transporte público urbano, reabrieron restaurantes y bares con aforo limitado y se permitió el acceso controlado a las playas.

El resto de las provincias, menos la cercana Matanzas, ya puso en vigor la segunda de las tres fases de reapertura, que incluye la ampliación del aforo en los lugares públicos, un aumento de los servicios sanitarios y el reinicio del turismo para extranjeros, aunque localizado de momento solo en los cayos al norte y sur de la isla grande, reportó la agencia EFE.

Al cierre del día de ayer, se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínica epidemiológica 136 pacientes. Otras 108 personas se vigilan en sus hogares, desde la Atención Primaria de Salud.