Muere médico cubano de 25 años por COVID-19

Residente de Neurocirugía, el joven galeno era muy querido por sus compañeros de estudio y trabajo. Contrajo la infección trabajando en zona roja, "dándolo todo por sus pacientes", aseguran en redes sociales
Frank Sarmiento exhibiendo su título. Foto: Facebook
 

Reproduce este artículo

Frank Sarmiento Leyva, médico cubano de 25 años y padre de dos niños, falleció este sábado en Holguín como consecuencia de la COVID-19, informaron compañeros de estudio y trabajo a través de las redes sociales.

“Hoy nuestra ciudad se levanta con la peor de sus noticias, un joven médico de 25 años, un excelente residente de Neurocirugía, un padre de familia, un esposo, un amigo, una buena persona, acaba de fallecer por complicaciones de la Covid-19, infección que contrajo trabajando en zona roja, dándolo todo por sus pacientes”, detalla un texto compartido en el grupo de Facebook “Ucip Holguín” y replicado en otros perfiles, como el del telecentro provincial, Telecristal.

Según asegura el autor del post, la pérdida de Sarmiento es una de las más sentidas y su convalecencia hizo que “miles de personas” estuvieran “día a día” pendientes de él, “de su tratamiento, de estrategias”. “Unió como nunca a la comunidad médica holguinera, se batalló todos los días al lado de esa cama”.

“Nunca habíamos perdido a un médico tan joven, a un ser humano como Frank, al que personalmente conocí en una tarde de un cumpleaños cuando tan solo era un interno vertical y ya discutía sobre particularidades de la Especialidad, muy afable y simpático, y, mucho más importante, querido y respetado por sus compañeros”, añade la publicación, que además alega que “este mazazo de la Covid-19 duele como nunca”.

“…Hoy todos lloran a Frank… Que en paz descanses amigo… Nunca habíamos perdido a alguien tan querido y especial”, concluye.

Son varios los galenos cubanos que han muerto como consecuencia de la COVID-19, tanto en Cuba como en países donde están desplegados en las llamadas misiones de colaboración médica del régimen, como Venezuela y Ecuador.

El 20 de junio, el médico Arián Bajuelo Jorge, de 34 años, residente en la provincia cubana de Camagüey, falleció también por la enfermedad viral.

De acuerdo con las declaraciones del doctor Francisco Durán García, director nacional de Higiene e Epidemiología, el joven galeno presentaba antecedentes de hipertensión arterial, obesidad e insuficiencia venosa periférica.

“Muy sentido, un querido compañero médico”, lamentó Durán. Según refirió el especialista, el médico camagüeyano contaba con “mucho prestigio” y era “muy querido”. 

Días antes de la confirmación del fallecimiento de Bajuelo, usuarios de redes sociales lamentaron el deceso, también por coronavirus, del joven doctor Ronald William Guillén Hodge, natural de Guantánamo.

Guillén Hodge estudió la especialidad de Neurocirugía en la Universidad de Ciencias Médicas de esa provincia del oriente cubano y además contaba en su currículum con varias “misiones” en otros países, como parte de las brigadas médicas cuyos servicios vende el régimen.

Récord de muertes

Otros 68 cubanos murieron como consecuencia de la COVID-19, la cifra más alta de decesos reportada en un período de 24 horas desde el inicio de la pandemia en la isla, en marzo de 2020.

Según informaron este sábado las autoridades sanitarias de Cuba, cuyos datos de la propagación de la enfermedad viral han sido puestos en entredicho en varias ocasiones, sobre todo en lo que a muertes se refiere, en la última jornada se diagnosticaron además 7 732 nuevos casos de coronavirus.

Los elevados indicadores demuestran que la pandemia no cede en la isla pese a las medidas restrictivas y la intervención sanitaria en poblaciones y territorios de riesgo con dos candidatos vacunales de factura nacional.

Confirman además el peor rebrote del SARS-CoV-2 en el país caribeño, donde los casos acumulados al cierre del viernes ascienden a 324 115, mientras que los fallecidos suman 2 271.