Kozak sobre actos de repudio en Cuba: “Una triste farsa de estado policial”
En abierto rechazo a la nueva oleada de mítines de repudio en Cuba contra opositores, artistas y periodistas independientes, el subsecretario de Estado norteamericano, Michael G. Kozak, definió la práctica como “una triste farsa de estado policial”
Acto de repudio a la periodista independiente Iliana Hernández.
 

Reproduce este artículo

En abierto rechazo a la nueva oleada de los clásicos mítines de repudio en Cuba -ahora rebautizados por el régimen como “actos de reafirmación revolucionaria”- contra opositores y periodistas independientes, el subsecretario de Estado norteamericano, Michael G. Kozak, definió la práctica como “una triste farsa de estado policial”.

Para Kozak, los actos de repudio no son más que “una herramienta diseñada por Castro” cuyo principal objetivo ha sido enfrentar “a los vecinos entre sí”, refiere el diplomático en su cuenta de Twitter.

 

El tuit del subsecretario Kozak, reproducido por la Embajada de Estados Unidos en Cuba, habla de “las turbas patrocinadas por el régimen” que, explica, “denuncian, acosan y arruinan el sustento de aquellos que piensan diferente”.

Imágenes de los recientes mítines de repudio en la isla, como el organizado contra la periodista independiente Iliana Hernández, muestran a decenas de personas gritando consignas frente a las viviendas de los activistas, con música alegórica de fondo.

La turba es organizada y apoyada con recursos proporcionados por el régimen, tales como camionetas dotadas de equipos de megafonía. Al final del acto, todos reciben una merienda, ha denunciado Hernández.

El subsecretario de Estado, Michael G. Kozak, declaró este 10 de diciembre que el régimen cubano no descansa de sus persecuciones contra opositores pacíficos ni siquiera el día de los Derechos Humanos.

“La libertad de expresión en Cuba sigue siendo atacada, incluso en el Día de los Derechos Humanos. El régimen de Castro vigila, acosa y difama a manifestantes que simplemente piden que se respeten” sus libertades, declaró el funcionario.

Para confirmarlo, activistas de diferentes regiones de Cuba reportaron arrestos y vigilancia policial este jueves. En la barriada de Lawton, en La Habana, fueron detenidos la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler y su esposo, el expreso político Ángel Moya Acosta, cuando salían de su vivienda.

 

En la provincia de Matanzas, los arrestos recayeron sobre algunos opositores, mientras que a otros los mantienen todo el tiempo bajo vigilancia policial, dijo el opositor Félix Navarro, líder del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, desde la localidad de Perico.

Entre los arrestados figuran el sindicalista Iván Hernández Carrillo, en el municipio de Colón, y en Los Arabos los activistas José Hernández López y Roberto Arsenio López, director del Colegio de Pedagogos Independientes, dijo Navarro.

La casa de Hernández Carrillo había estado bajo vigilancia policial por varios días.

Navarro detalló que en la localidad de Pedro Betancourt fue arrestado Juan Francisco Sigler Amaya, presidente de la organización Opción Alternativa, mientras que las casas de los opositores Alberto Sigler y Félix Sierra han estado bajo el asedio de la policía.

En todos los casos, las autoridades proceden de esa forma para evitar que salgan a las calles a celebrar el Día Internacional de los Derechos Humanos, destacó Navarro.

 

Con información de Radio Televisión Martí