Kozak: los militares cubanos tienen el monopolio de las remesas

Las sanciones de Washington contra la empresa cubana Fincimex redujeron drásticamente una vía de ingresos para el gobierno de la isla
Remesas a Cuba
 

Reproduce este artículo

El gobierno de Donald Trump ha buscado “refinar” la política hacia Cuba, con el objetivo de fortalecer la sociedad civil y el sector privado, pero no al régimen, afirmó este 10 de diciembre en conferencia de prensa el subsecretario de Estado, Michael Kozak.

Según el funcionario, las sanciones impuestas al régimen de La Habana han logrado “un impacto real” en beneficiar y empoderar al pueblo cubano.

“Durante años la política buscó bloquear las transacciones financieras con personas cubanas en forma general, ya sean individuos, instituciones o asociaciones. Luego intentamos autorizar algunas actividades, tales como intercambios profesionales, remesas y otras. Ahora este gobierno ha afinado esa política concentrándose en quiénes son los que más se benefician con esas transacciones”, apuntó el alto diplomático.

Según Kozak, a través de la Lista de hoteles y empresas cubanas prohibidas y la Lista de propiedades cubanas restringidas, la Administración Trump ha limitado los viajes desde EEUU que beneficien a hoteles e instalaciones de turismo controlados por el régimen, redirigiendo estos ingresos a pequeñas empresas privadas

“Cuba es el único país del hemisferio en donde los militares toman una parte de las remesas. Peor aún, han logrado establecer casi un monopolio de las divisas que generan esas remesas. Cuando bloqueamos la manipulación de las fuerzas armadas cubanas del proceso de remesas, tuvimos cuidado de dejar espacio para que continúen las remesas a través de canales privados y civiles, siempre que no enriquezcan a los militares”, subrayó.

A la pregunta de cómo el cierre de las operaciones de Western Union en Cuba beneficia al pueblo cubano, Kozak respondió que “hay otros canales para enviar remesas, incluso canales informales que anteceden a Western Union, y estos todavía están disponibles y pueden usarse”.

Admitió que “hay una interrupción” en el envío de remesas a causa de la sanción. “Lamentamos que la parte cubana todavía no haya permitido arreglos diferentes a Western Union porque, obviamente, es algo conveniente. Pero pensamos que al final es mejor que las personas envíen su dinero por medios que asegurarán que llegue a sus familiares”.

Por otra parte, Kozak recordó que el gobierno estadounidense también ha llamado la atención sobre los “abusos de las misiones médicas cubanas en el extranjero”, una de las principales fuentes de ingreso del régimen.

“Hemos trabajado para proteger a los médicos sin dejar de cortar esta fuente de ingresos para el régimen. El régimen cubano priva a su propio personal médico de hasta el 90 por ciento de sus salarios, salarios que ganan los médicos, pero que nunca ven”, señaló.

El diplomático insistió en que los países anfitriones de estas misiones médicas deberían depositar directamente los salarios de los profesionales en sus propias cuentas bancarias, en lugar de “llenar los cofres del régimen”. Según Kozak, algunos países han demostrado que esta es una solución viable.