“Esto está al garete”: advierten que La Habana no está lista para reapertura
Con botellas de ron y sin mascarillas sanitarias, cientos de cubanos se fueron a la playa de Guanabo, al este de La Habana. Los habitantes de la comunidad están preocupados porque la reapertura del popular balneario como parte de la primera fase del desconfinamiento, lo convierta en un sitio desde donde el coronavirus se expanda a otras zonas de la capital
Cubanos en la playa durante desescalada del confinamiento. Foto: Reuters

Con botellas de ron y sin mascarillas sanitarias, cientos de cubanos se fueron a la playa de Guanabo, al este de La Habana. Los habitantes de la comunidad están preocupados porque la reapertura del popular balneario como parte de la primera fase del desconfinamiento, convierta a Guanabo en un sitio desde donde el coronavirus se expanda a otras zonas de la capital cubana.

La activista María Elena Mir, residente en esa localidad costera, dijo a Radio Televisión Martí que en Guanabo no se están llevando a cabo las medidas que el gobierno anunció para evitar un rebrote de la COVID-19.

“Todo lo que dicen aquí es mentira, las guaguas van repletas, ni nasobuco [mascarilla sanitaria], por lo menos en mi comunidad. Esto está al garete y la policía no se ve tampoco”, dijo la opositora, quien describió que en las calles están los jóvenes con botellas de ron y sin mascarilla sanitaria, en un escenario que a la cubana le parece del verano anterior cuando no había coronavirus a la vista.

“La apertura la hicieron simple y llanamente por la situación económica que tiene el país”, declaró Mir, quien mencionó la venta de bebidas alcohólicas, las violaciones a las normas de distanciamiento social en espacios públicos y los "molotes" en los autobuses donde debían viajar hasta 50 personas de pie.

“El gobierno no puede asumir la medida de abrir playas sin tener las condiciones creadas y en Cuba, antes de la COVID-19 no estaban, y ahora muchísimo menos”, concluyó sus declaraciones a Radio Televisión Martí.

El sábado anterior, un día después de la reapertura del 3 de julio, Luis Torres Iríbar, Primer Secretario del Partido Comunista en La Habana dijo en una reunión del Consejo de Defensa Provincial, que “las acciones de control realizadas arrojaron un significativo número de multas por el uso incorrecto del nasobuco, varias impuestas en el área de las playas, donde también se detectaron vehículos sin permiso para circular”.

Sin discutir, deben ponerse las multas a quienes no usen el nasobuco en los espacios públicos pues constituye un acto de indisciplina, en el cual se ha insistido desde el comienzo del enfrentamiento al coronavirus en el país”, se subraya en el reporte emitido por el medio oficialista Cubasí.

“Estamos obligados a no desmayar ni un segundo para que se cumplan las normas y llegar a una segunda fase de recuperación”, agregó Torres Iríbar.

Un notable incremento de casos de coronavirus provocó que autoridades de La Habana decidieran este martes “aplicar medidas de aislamiento reforzado en cuatro manzanas” de otro municipio, el Cerro.

Se trata del “área de salud del policlínico Abel Santamaría en el consejo popular Pilar Atarés, de Cerro, compuesta por una población de 2042 habitantes”, informaron medios de prensa oficialistas.

El doctor Carlos Alberto Martínez Blanco, director provincial de Salud, informó que, de los casos confirmados en el día, cuatro están relacionados con el foco del municipio de Cerro y “ocho con el control de foco del municipio de Centro Habana, del área de salud Reina (7) y Van Troi (1)”.