Revuelo en playa de Cuba por aparición sorpresiva de barco de EEUU

Ocurrió en Las Tunas. Una mujer lamentó que “somos mucha gente y no cabemos todos”. Según un testigo, “todo el que estaba en la playa vino para acá, la playa se quedó vacía”
Revuelo en playa de Cuba por barco de EEUU. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El muelle de una playa en la provincia cubana de Las Tunas se llenó de personas tras la aparición sorpresiva de un yate tipo catamarán, con bandera de los Estados Unidos, según reportaron este jueves en redes sociales.

“¡Noticia de último momento! Llega una lancha proveniente de los Estados Unidos de América, con tripulantes estadounidenses a las costas de playa La Boca, [municipio de] Puerto Padre, Las Tunas”, publicó en su Facebook Kiriam Guitiérrez Pérez, actriz y activista LGBTIQ+.

La artista compartió videos que le envió un amigo que estaba en el lugar de los hechos con su familia, cuando arribó la embarcación que además remolcaba una balsa con motor. “Por poco se queda la playa vacía de no ser por la intervención de la PNR [Policía Nacional Revolucionaria]”, agregó la actriz.

Las imágenes muestran la conmoción de los pobladores locales ante la llegada del catamarán, en el que viajaban una pareja de norteamericanos. “Aquí entró una lancha de Estados Unidos ahora mismo, ¡miren a la gente como está! Locos porque se tire [la nave] del lado de acá, pa' cruzar del lado de allá”, dice un hombre en uno de los breves clips audiovisuales.

Una mujer lamenta que “somos mucha gente y no cabemos todos”. Según un testigo, “todo el que estaba en la playa vino para acá [al muelle], la playa se quedó vacía”.

Uno de los tripulantes entabló una conversación con varios cubanos, interrumpida por la llegada de un oficial uniformado. El policía, señalando a quien grabó el video, le ordenó: “no me tires más una foto”.

“Vamos: ¿Quién se quiere ir? Arriba, 'somos continuidad'”, bromeó la persona que grabó los videos, burlándose del slogan político de fidelidad al régimen comunista isleño.

El éxodo de cubanos por mar y cualquier otra vía se ha incrementado en los últimos meses, con el agravamiento de la crisis económica y de derechos humanos en el país. Muchos se lanzan a navegar una peligrosa travesía en embarcaciones improvisadas, rumbo a las costas del sur de la Florida.

El martes pasado la Guardia Costera de EE. UU. repatrió a 61 balseros cubanos, luego de 7 intercepciones en los Cayos de Florida, informó la institución el 10 de mayo.

El teniente Connor Ives, oficial de seguridad del Distrito Siete de la Guardia Costera explicó que en los viajes las personas se pusieron en peligro. “Si no fuera por nuestros cúteres y aviones que patrullan estas aguas, los resultados de esos viajes podrían haber sido muy diferentes. No hay mayor misión que salvaguardar vidas en el mar”, aseguró.

Las autoridades de Estados Unidos confirmaron que, hasta la fecha, casi 1700 cubanos han sido detenidos en alta mar intentando llegar de manera irregular al país norteamericano.