Futbolista cubano exige justicia a Díaz-Canel
Al convertirse en el primer jugador nacido en Cuba en disputar la prestigiosa Premier League, la historia de Onel ha ganado reconocimiento, dejando en evidencia una vez más los mecanismos autoritarios con que Cuba es gobernada
Futbolista cubano exige justicia a Díaz-Canel

La lucha de los deportistas cubanos emigrados por representar a Cuba cuenta con un largo historial, pero desde que los habitantes de la isla poseen mayor acceso a internet, la causa de estos hombres y mujeres rechazados por el régimen ha ganado fuerza.

Este martes el futbolista del Norwich City de la Premier League inglesa hizo un reclamo público al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al etiquetarlo en un tweet donde reclamaba su derecho a representar a su país como jugador de la selección nacional.

“Es uno de mis sueños el representar a mi país e inspirar a la próxima generación de futbolistas”, escribió Hernández, quien nació en Ciego de Ávila hace 27 años, pero creció en Alemania.

Aunque su tuit cuenta con cientos de comentarios, todos en apoyo a su causa y en desprecio de la actitud de las autoridades cubanas, ni una sola respuesta ha llegado por parte de algún funcionario del deporte en la isla, mucho menos del presidente Díaz-Canel.

El mensaje acompañaba el enlace a un reportaje publicado por la BBC británica en el cual se cuestiona la paradójica situación en que se encuentra Hernández, a quien las autoridades cubanas le han negado la posibilidad de jugar con el equipo nacional aunque este ha mostrado su interés.

"Nunca me han dado una respuesta concreta por qué", explica en el reportaje Yaneisy Mayea, madre del jugador. "Onel tenía todo listo para venir y en el último momento dijeron que no podía. Cuando le dije, él dijo: 'Mamá, ve a La Habana y diles que pagaré mis vuelos, mi hotel, mi comida. ¡Los que solo quiero jugar!”, reveló.

Aun así, Mayea nunca recibió respuesta a sus reclamos y desconoce las razones por las cuales la Asociación de Fútbol de Cuba (AFC) no autoriza al atacante de 27 años, a pesar de obtener pésimos resultados en sus últimos compromisos internacionales.

Al convertirse en el primer jugador nacido en Cuba en disputar la prestigiosa Premier League, la historia de Onel ha ganado reconocimiento, dejando en evidencia una vez más los mecanismos autoritarios con que Cuba es gobernada.

El historiador de fútbol cubano Mario Lara, explicó a la BBC que las determinaciones deportivas de la AFC están determinadas por decisiones políticas del gobierno, quienes se rehúsan a que Hernández y otros jugadores emigrados participen en los partidos de Cuba sin que el Inder controle sus ingresos.

"Onel puede ser para los cubanos como Messi es para los argentinos, una inspiración", dijo al medio británico un entrenador de Morón, la ciudad natal de Onel Hernánez.

"Por eso es importante que los niños lo vean y lo conozcan, porque puede empujar a más personas a jugar al fútbol. Todos esperamos y soñamos que algún día, tarde o temprano, podrá jugar para el equipo nacional de Cuba", agregó.