"Es un bochorno, pelearnos por un pomo de aceite": asegura cubano en redes sociales

Una cola en el municipio matancero de Cárdenas terminó con la intervención de la policía. Este cubano se lamenta de la humillación que recibe el pueblo cada día, por mendigar lo poco que hay en las tiendas y recibir "palos" a cambio.
Cola-Cuba
 

Reproduce este artículo

La ciudad de Cárdenas amaneció este 28 de abril “en estado de guerra”, es decir, con buena parte de su población haciendo colas, como si se tratara de un país enfrentado a otro que debe racionar los alimentos.

Esa es la realidad de todos los cubanos desde hace tiempo, como cuenta el usuario de Facebook Mayi Abrante Pérez.

“Les cuento que me levanté a las 5:00 a.m. para ir a marcar a la cola del famoso aceite en la tienda Cubalse, pero no pude ni llegar a la esquina, porque estaba la policía y no dejaban estar ahí; había gente escondida por todas partes esperando que fueran las 6am para salir corriendo para la cola”.

“Llegó el momento y empezó a salir la gente de todos los rincones y no tengo que decirles lo que se formó, gritos, empujones, amenazas, lenguajes de adultos y violencia, vino el camión de la policía, todos corrimos y el camión detrás de nosotros, parecía una cacería de brujas, señores”, agregó Abrante.

Este matancero, como las decenas de personas reunidas allí, salió corriendo y llorando de impotencia y de vergüenza. “Ya esto sobrepasó los límites (…), es un bochorno vernos fajándonos por un pomo de aceite (…) esta situación nos ha hecho perder nuestros valores, pero sobre todo no tenemos igualdad y esta es la peor parte de todo”.

Situaciones como esta se ven todos los días en Cuba. Hoy mismo, 28 de abril, una cola para comprar alimentos en el municipio camagüeyano de Nuevitas terminó en broca tumultuaria cuando los clientes no pudieron ponerse de acuerdo sobre cómo llevar el orden.

En las imágenes, que compartió en redes la usuaria Minervis Aguilar, se observa que la riña es entre mujeres, frente a un expendio de yogurt. Algunos hombres intentaron aplacar la riña y también terminaron implicados en ella.

Estas imágenes se hacen comunes en Cuba debido a la escasez generalizada de productos alimenticios, un resultado de la crisis económica que arrastra el país desde 2018, los efectos nocivos de la pandemia y la escalada inflacionaria tras anunciarse el proceso de reunificación monetario y cambiario.

Por otra parte, la crispación de los cubanos aumenta cada día, debido al estrés de sobrevivir en un país donde la falta de bienes básicos es gravísima y el costo de la vida se ha encarecido ostensiblemente.

Mientras tanto, los medios oficiales casi nunca informan sobre esta realidad. Lectores del oficialista Cubadebate señalaron al medio por no publicar fotos de “las colas y enormes aglomeraciones” que han marcado la realidad cubana en estos tiempos de pandemia por “el agravamiento de la crisis y la escasez crónicas del país”.

En los comentarios a un fotorreportaje sobre la supuesta rutina de la zona habanera de Cuatro Caminos, en el municipio Cerro, un usuario que apenas se identificó con la abreviatura “Dr.” puso en entredicho la fidelidad del material a lo que realmente ocurre en esas calles a diario.

Según escribió, en las cuadras laterales de la tienda ubicada en esa zona se forman colas inmensas, “de cuadras y más cuadras”. “Hace una semana pasé y conté más de 10 cuadras de cola, ¡Increíble! De las más largas que he visto”, apuntó.

De manera similar, otro lector criticó que el material tuviese “muchas foticos” y en ninguna mostrase “las colas astronómicas que allí se forman diariamente”. “Tal parece que las colas son inmunes al Covid”, ironizó.