Turista española filma cola en Cuba y ancianos la atacan

Al momento de grabar el video, se le acercó una adulta mayor sin identificar y le preguntó: "¿A qué tu vienes aquí?", a lo que la turista respondió: "A enseñar la verdad".
Al momento de grabar el video, se le acercó una adulta mayor sin identificar y le preguntó: "¿A qué tu vienes aquí?", a lo que la turista respondió: "A enseñar la verdad"
 

Reproduce este artículo

La turista española Laura Méndez grabó con su celular una cola para comprar pan en La Habana y fue atacada por ancianos que estaban en el lugar.

En un video publicado este 27 de abril en su Twitter, Méndez explicó que "estoy delante de una tienda de cartilla (libreta) de racionamiento. Aquí sin cartilla de racionamiento no te atienden y no te dan el pan".

"Miren la cantidad de personas que está esperando en la cola para el pan. Solo hay un tipo de pan", agregó la española de visita en la Isla.

Al poco tiempo de estar grabando el video, se le acercó una adulta mayor sin identificar y le preguntó: "¿A qué tu vienes aquí?", a lo que la turista respondió: "A enseñar lo que pasa, a enseñar la verdad".

Varias personas pidieron llamar a la policía del régimen para que detuviera a Méndez.

"Patria o Muerte, venceremos", agregó la anciana, a la que se le sumó otro adulto mayor.

Al final del video, la española expresó: "Amigos, ¡la gente está a favor! ¡Pasan hambre y están a favor!".

Otra turista española denuncia la miseria en Cuba

También el pasado 24 de abril, la influencer española Rosa Martorell, con más de 17 mil seguidores en TikTok, denunció la miseria y escasez en que viven los cubanos de la Isla.

"¿Que en Cuba no se pasa hambre? Díselo a los cubanos a ver qué te dicen. O mejor todavía, vete a vivir allí y lo compruebas tú mismo", respondió la joven radicada en Palma de Mallorca al comentario de un seguidor del régimen, que aseguraba que en Cuba no se pasaba hambre.

 "Cuba está destruida por culpa del socialismo", agregó Martorell.

"Hay escasez de todo. Es prácticamente imposible encontrar agua para beber en los sitios. Tienes que ir preguntando a la gente de las casas para que te consigan agua. Lo mismo pasa con la gasolina. Hemos parado en cuatro o cinco gasolineras y no hay. Yo no sé aquí la gente cómo vive. Es decir, es imposible", expresó la española desde una gasolinera en Trinidad.