Nuevitas: cola para comprar yogurt termina en bronca tumultuaria

Estas imágenes se hacen comunes en Cuba debido a la escasez de productos alimenticios, un resultado de la crisis económica que arrastra el país desde 2018 y la escalada inflacionaria tras anunciarse el proceso de reunificación monetario y cambiario.
Bronca-Nuevitas
 

Reproduce este artículo

Una cola para comprar alimentos en el municipio camagüeyano de Nuevitas terminó en broca tumultuaria cuando los clientes no pudieron ponerse de acuerdo sobre cómo llevar el orden.

En las imágenes, que compartió en redes la usuaria Minervis Aguilar, se observa que la riña es entre mujeres, frente a un expendio de yogurt. Algunos hombres intentaron aplacar la riña y también terminaron implicados en ella.

Estas imágenes se hacen comunes en Cuba debido a la escasez generalizada de productos alimenticios, un resultado de la crisis económica que arrastra el país desde 2018, los efectos nocivos de la pandemia y la escalada inflacionaria tras anunciarse el proceso de reunificación monetario y cambiario.

Por otra parte, la crispación de los cubanos aumenta cada día, debido al estrés de sobrevivir en un país donde la falta de bienes básicos es gravísima y el costo de la vida se ha encarecido ostensiblemente.

Las colas para comprar alimentos pueden durar horas y horas, a veces más de un día. Por ejemplo, el usuario de la red social Facebook que se identifica como Rolando López realizó una publicación donde denuncia que un grupo considerable de cubanos estuvo 16 horas en una cola para comprar perfumes.

Señala el usuario que además de esto, los allí presentes fueron víctimas de represión por parte de una agente del Ministerio del Interior, la cual al no tener respuestas para la situación a la que estaban expuestos los clientes, solo atinaba al uso de la fuerza, como ha sido la regla desde que comenzó la crisis por que atraviesa el país.

Mientras tanto, los medios oficiales casi nunca informan sobre esta realidad. Lectores del oficialista Cubadebate señalaron al medio por no publicar fotos de “las colas y enormes aglomeraciones” que han marcado la realidad cubana en estos tiempos de pandemia por “el agravamiento de la crisis y la escasez crónicas del país”.

En los comentarios a un fotorreportaje sobre la supuesta rutina de la zona habanera de Cuatro Caminos, en el municipio Cerro, un usuario que apenas se identificó con la abreviatura “Dr.” puso en entredicho la fidelidad del material a lo que realmente ocurre en esas calles a diario.

Según escribió, en las cuadras laterales de la tienda ubicada en esa zona se forman colas inmensas, “de cuadras y más cuadras”. “Hace una semana pasé y conté más de 10 cuadras de cola, ¡Increíble! De las más largas que he visto”, apuntó.

De manera similar, otro lector criticó que el material tuviese “muchas foticos” y en ninguna mostrase “las colas astronómicas que allí se forman diariamente”. “Tal parece que las colas son inmunes al Covid”, ironizó.