Daymé Arocena responde a “ignorantes y racistas” que la atacan por apoyar al pueblo

“La ignorancia mata a los pueblos”, dijo Arocena, quien mandó “a estudiar” a los castristas que arremeten contra ella por poner su arte al servicio de los cubanos oprimidos
Daymé Arocena responde a “ignorantes y racistas” del régimen
 

Reproduce este artículo

La cantante y compositora cubana Daymé Arocena respondió contundentemente a los “ignorantes y racistas” partidarios del régimen de La Habana, que la atacan por su apoyo a los manifestantes del 11 de julio que exigieron “Libertad” en la isla.

Desde el perfil identificado como Kendri Brenan se arremetió contra la artista tildándola de ser “títere del imperio”. Como acostumbran los castristas –recordemos declaraciones recientes del ex ministro de Cultura, Abel Prieto, contra Yotuel–, el usuario exhibe su racismo aludiendo a los ancestros de Arocena, que por ser negros deberían agradecer algo al régimen de Fidel.

También, publicó una imagen de la artista cuando era una niña, junto a Hugo Chávez, luego de cantar en un acto oficial al que llevaron estudiantes de su escuela de música. Además, entre otros ataques, el partidario de la dictadura utilizó la fe de Daymé Arocena, para decirle que debía agradecer a la “Revolución” supuestos beneficios hacia los yorubas, cuando la realidad es que no se ha dejado de perseguir a los religiosos.

Pero Arocena ripostó “a los ignorantes y racistas que hacen este tipo de post”, publicando una lista de “algunos artistas negros cubanos famosos antes del triunfo de la revolución”. La cantante recordó que antes de la llegada de los Castro al poder, brillaron por mérito propio María Teresa Vera, Pepe Sánchez, Chano Pozo, Mongo Santamaría, Benny Moré, Dámaso Pérez Prado, Bola de Nieves, Arsenio Rodríguez, Miguelito Cuní, Paulina Álvarez, Celeste Mendoza, Bebo Valdés, Enrique Jorrín, César Portillo de la Luz, Celia Cruz, La Lupe, Omara Portuondo, Elena Burke, José Antonio Méndez y un largo etcétera.

“La ignorancia mata a los pueblos”, dijo Arocena, quien mandó “a estudiar” a los castristas que arremeten contra ella por poner su arte al servicio de los cubanos oprimidos.


También recordó que su éxito no se lo debe a las instituciones cubanas. “Sepan que ninguno de ustedes estuviera hablando de mí si no fuera por la gestión de una compañía INGLESA, dado que en Cuba no tenía permiso de trabajo para poder cantar”, expresó Daymé.

“Fue el interés en las libras esterlinas que devengaban mis conciertos por el mundo, lo que me abrió un espacio en el cotizado mundillo artístico cubano. Es decir, que si no hubiera llegado un extranjero inversionista a mi vida, ustedes no estarían perdiendo el tiempo hablando sobre mí”, explicó.

La artista es una de las voces más relevantes de las nuevas generaciones de cantantes cubanas. Ha colaborado con artistas tan diversos y reconocidos como los jazzistas Roberto Fonseca y Yasek Manzano, y el rapero Kumar. Se ha presentado en destacados escenarios internacionales como el Festival Jazz Na Fabrica, en Brasil; el Festival Les Voix Humaines, de Cuba; las salas Duc des Lombards y St. Pancras Old Church, de Francia y Londres; respectivamente, así como el Worldwide Festival; el Peter Barakan Live’s Magic Show; y el London Jazz Festival, en Barbican Centre, todos estos en la capital inglesa.

A finales del 2015 su álbum Nueva Era fue señalado por la National Public Radio de Estados Unidos (NPR) como uno de los mejores 50 álbumes de ese año.

 

Lo que no le perdonan a Daymé Arocena

El castrismo, acostumbrado a exigir lealtad, no acepta que personas como Daymé Arocena tengan criterio propio y denuncien la represión y la falta de libertades en Cuba, como ha venido haciendo la reconocida cantante.

La última “afrenta” de Arocena al régimen comunista, es que estrenó una canción dedicada a Cuba y sus hijos que protestaron en las calles el 11 de julio, pidiendo “Libertad” y el fin de la dictadura, entre otras demandas.

“Todo por ti” se llama el tema que compuso Pavel Urquiza, y cantado por él en compañía de Daymé Arocena. En un videoclip los artistas se dirigen a Cuba –“mi Cuba”– para decirle que, con el levantamiento popular, “una puerta se abre en el camino hacia ti”.

“Despierta/ tu corazón despierta/ ya tus hijos se adueñaron/ de las calles, sin miedo/ te abrazaron boca a boca/ para no dejarte morir”, continúa la letra llena de sensibilidad por el cambio y quienes lo impulsan en la isla.