Cubanos protestan en apoyo al Movimiento San Isidro frente a la embajada de Cuba en Uruguay
Los manifestantes pacíficos recordaron que su intención es demostrar su solidaridad con la huelga de hambre del Movimiento San Isidro en la capital cubana, de la cual se sienten parte a pesar de la distancia
Manifestantes cubanos en Uruguay apoyan MSI
 

Reproduce este artículo

Un grupo de cubanos protagonizó este 19 de noviembre una protesta pacífica ante la embajada de Cuba en Uruguay en apoyo de los miembros del Movimiento San Isidro que piden en La Habana la liberación del rapero Denis Solís, entre otras exigencias.

Los manifestantes pacíficos recordaron —en un video subido a la red social Twitter— que su intención es únicamente demostrar su solidaridad con la huelga de hambre del Movimiento en la capital cubana y que no desean entorpecer las gestiones de la sede diplomática.

El activista Lidier Hernández, presente allí, recordó que él, como los miembros del Movimiento, ha sufrido en carne propia la represión del régimen, razón por la cual comprenden y apoyan la iniciativa de los opositores cubanos.

En las imágenes se ve un carro de policía que arriba a las inmediaciones de la embajada. Según Hernández, los propios manifestantes llamaron a las autoridades para que los protegieran, pues en otras ocasiones han sido golpeados por testaferros del gobierno cubano al hacer manifestaciones de este tipo.


El arresto de Solís ocurrió el 9 de noviembre luego de que transmitiera a través de Facebook una directa en la que expulsaba de su vivienda a un agente de la PNR que irrumpió en la misma sin portar autorización alguna.

El Tribunal Municipal de La Habana Vieja condenó al músico a ocho meses de privación de libertad, en un juicio celebrado el 11 de noviembre por el presunto delito de desacato.

El colectivo de una quincena de luchadores por los derechos humanos, algunos declarados en huelga de hambre, reclaman la liberación del rapero contestatario, luego del juicio irregular y sumario realizado cuando se encontraba desaparecido por las fuerzas de la Seguridad del Estado y la Policía Nacional Revolucionaria.

Después de algunos días de silencio, medios internacionales dieron cobertura a la noticia, que actualmente llama la atención de muchas personas interesadas en la realidad cubana. Entre ellos se encuentran el diario español ABC, el mexicano El Universal y el argentino Clarín.

Personalidades como el senador cubanoamericano Marco Rubio, la opositora Rosa María Payá y el secretario de la Organización de Estados Americanos, José Luis Almagro, exigieron la inmediata liberación de Solís y dieron su apoyo al Movimiento San Isidro.

Mientras tanto, la Universidad Iberoamericana (México), publicó una carta de protesta firmada por alumnos y profesores en apoyo de la manifestación y exigiendo se respetaran los derechos de todos los opositores, especialmente de Anamelys Ramos, estudiante de ese centro académico.

Pedro Vaca, Relator Especial para la libertad de expresión en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pidió al continente mirar la represión del régimen cubano hacia quienes lo adversan pacíficamente.

En su Twitter, el funcionario señaló con preocupación las huelgas anunciadas por el grupo de San Isidro, en La Habana, luego de que la policía política le arrebatara a una vecina dinero y alimentos para ellos.