Régimen publica fotos de calles cercanas al juicio de Otero y Osorbo

Fueron impedidos de entrar periodistas extranjeros acreditados en Cuba y diplomáticos que intentaron presenciar el juicio a los artistas del MSI Luis Manuel Otero y Maykel Osorbo
Imágenes de los alrededores del tribunal del juicio a Otero y Osorbo. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

La página de Facebook “Guerrero Cubano”, vinculada a la propaganda del régimen de Cuba contra opositores y activistas por la democracia, publicó fotografías de las calles cercanas al tribunal de La Habana donde son enjuiciados, hoy 30 y mañana 31 de mayo, los artistas y presos políticos Luis Manuel Otero y Maykel “Osorbo” Castillo.

“Son sus criaturas, ellos los crearon y amamantaron, por eso a algunas embajadas europeas les interesa mucho más el juicio de un par de delincuentes comunes como Alcántara y Osorbo que el sufrimiento de todo un pueblo por un bloqueo brutal y genocida”, afirmó Guerrero Cubano, un perfil anónimo que difunde campañas contra quienes critican el régimen comunista, apegado a la narrativa de la Seguridad del Estado.

Alega la plataforma oficialista que “EEUU manda, ellos obedecen y hacen el trabajo sucio, Zúñiga Brown [Encargado de Negocios] no puede aparecerse allí como hacía en San Isidro”.

Las imágenes muestran a varios reporteros de agencias de prensa extranjera en Cuba, intentando realizar su labor en las calles cercanas, pues les fue impedida la entrada al juicio de los jóvenes líderes del Movimiento San Isidro (MSI). Para el artista visual Luis Manuel Otero y el rapero ganador del Latin Grammy Maykel Osorbo, la Fiscalía pide siete y diez años de cárcel, respectivamente.

Ambos fueron arrestados el año pasado, Castillo en mayo y Otero Alcántara en julio, cuando pretendía sumarse a las protestas gubernamentales de ese mes, que provocaron una ola represiva sin precedentes en el país.


Los periodistas extranjeros acreditados en Cuba que intentaron reportar los pormenores del juicio a los artistas disidentes Luis Manuel Otero y Maykel Castillo, no pudieron acceder al juzgado debido al cordón policial que lo rodea, informó este 30 de mayo 14ymedio.

El medio independiente menciona entre ellos a los corresponsales de la agencia francesa AFP y a diplomáticos de Alemania, República Checa, Suecia, Noruega y Países Bajos, quienes acudieron a los alrededores del Tribunal Popular de Marianao, en La Habana.

Según 14ymedio, el dispositivo de seguridad cuenta con “al menos un centenar de agentes”, “un auto de las brigadas de respuesta rápida” y “agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil”.

El compositor cubano Roberto Carcassés, director de la popular orquesta Interactivo, explicó en Facebook que el juicio se está celebrando a cuatro cuadras de su domicilio, en Marianao. “Hace un rato pasé por ahí y cuando traté de acercarme se me paró un muchacho negro de ojos expresivos delante”, contó el músico en Facebook.

Según el relato de “Robertico” Carcassés, intercambió palabras con la persona que le impidió acercarse al tribunal, un supuesto agente de la Seguridad del Estado. “Yo soy un oficial y por aquí está el acceso restringido”, le dijo el sujeto.


Carcassés le respondió al oficial que en Cuba “hay personas que son reprimidas por expresar su opinión". Este “asintió y me dijo algo así como que, él me entendía, pero no podía hacer nada.

El operativo policial y de seguridad también implica a periodistas y opositores con residencia en la capital, quienes reportan desde horas de la mañana amenazas y cercos policiales con el objetivo de impedirles asistir al juicio.

La audiencia contra los artistas cubanos Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Osorbo comenzó este lunes y se extenderá hasta mañana, en medio de una gran presión internacional para exigir su liberación.

Organizaciones prestigiosas, como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, han pedido la liberación inmediata de los cubanos. También hicieron un llamado a prensa internacional y diplomáticos en La Habana para que estén presentes en el procesamiento que arrancó este lunes.