Se declaran en huelga de hambre activistas cubanos en el Movimiento San Isidro
La policía política intercepta los alimentos que iban a ser entregados a los activistas, artistas y periodistas independientes que se encuentran acuartelados para exigir la liberación del joven opositor Denis Solís
 

Reproduce este artículo

Activistas, artistas y periodistas independientes cubanos que se encuentran acuartelados para exigir la liberación del joven opositor Denis Solís, se declaran en huelga de hambre. Según una declaración emitida por el Movimiento San Isidro la Seguridad del Estado interceptó los alimentos que les iban a ser entregados en la residencia de La Habana Vieja, donde se encuentran reunidos realizando acciones culturales y artísticas en contra de la violencia, la represión policial y la dictadura castrista.

“En este momento acaban de interceptar a nuestra vecina Daylys Bandera Rodríguez que nos traía los suministros de comida y dinero. Le retiraron todo lo que disponía a traernos”, se precisa en el comunicado publicado en las redes sociales.

“Nos declaramos en huelga de hambre y de sed Luis Manuel Otero Alcántara, Esteban Rodríguez, Maykel Castillo y Humberto Mena. Nos declaramos en huelga de hambre Iliana Hernández, Yasser Castellanos, Adrián Rubio, Oscar Casanella y Osmani Pardo. Responsabilizamos al Estado Cubano de la integridad física de todas estas personas. Exigimos la libertad de Denis Solís”, expresaron los activistas junto al hastags #juntospodemos.

El artista Luis Manuel Otero Alcántara,  coordinador del Movimiento San Isidro expresó que se encuentra en huelga de hambre, sed y silencio. “Denis Solís es el único que puede hablar conmigo. No quiero que sufra un hermano mío más. Discúlpenme mis amigos y familia. (…) No quiero que nada me convenza de nada. No voy a comunicarme con nadie. Solo si Denis Solís toca mi puerta”, afirmó el joven  opositor al régimen cubano, activista por los derechos humanos en la isla.

Noticia en  construcción

Este miércoles 18 de noviembre es el tercer día que una decena de activistas, artistas y periodistas independientes cubanos se encuentran acuartelados en la residencia de un integrante del Movimiento San Isidro en  La Habana Vieja, para exigir la liberación de Denis Solís González, condenado arbitrariamente a ocho meses de prisión por presunto 'desacato'.

En una publicación por la página de Facebook de ADN Cuba, el colaborador Esteban Rodríguez, -uno de los activistas atrincherados- transmitió en directo, el momento en que varios de los activistas confirmaron que no cesarán en su empeño por que Solís sea excarcelado y su postura de no violencia.

La historiadora de arte, Anamely Ramos, expresó que durante estos días han realizado todas sus acciones culturales y artísticas con “respeto”: “todo contra la violencia”. Nuestra lógica es de fraternidad y amor, y se enfrente a la lógica de la violencia de la Seguridad del Estado y de la Policía Nacional Revolucionaria”.

“Estamos asediados por las fuerzas de la Seguridad. Todo el tiempo están amenazantes. No sabemos lo que pueda ocurrir”, subrayó Ramos.

En estos días la Seguridad del Estado ha intentaron “negociar” para  que fueran saliera uno a uno. También han amenazando a los vecinos que les han ofrecido ayuda y acosado para que no colaboren.

La cuadra ha sido delimitada con cintas amarilla y según han referido habría una  ambulancia en el lugar, lo que indica que la policía podría estar previendo intervenir la acción que realizan los activistas.

Mientras en la sede del Movimiento San Isidro unas 13 personas, entre periodistas, activistas y artistas, se encuentran atrincheradas para apoyar, desde la literatura, al músico contestatario encerrado en Valle Grande, otros no han podido llegar al lugar.

Jovián Díaz Batista al salir de su vivienda fue detenido. Asimismo, el periodista independiente, Héctor Luis Valdés Cocho, denunció que tiene vigilancia policial en los bajos de su casa desde este lunes en la noche. 

Por su parte, la periodista y escritora, María Matienzo, junto a la activista Kirenia Yalit, fueron impedidas de salir de su domicilio por una patrulla que estaba en las afueras. Las mujeres querían participar en la actividad del Movimiento San Isidro.

Solís González fue condenado a ocho meses de prisión por ‘desacato’, tras ser detenido violentamente el 9 de noviembre de 2020, en las calles Habana y Paula, a unas cuadras de su casa, y le realizaron un juicio sumario dos días después.

Hasta el momento organizaciones internacionales se han pronunciado contra estos actos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); Artículo 19; Human Rights Watch, Cubalex y otros.

Si deseas saber lo que estará sucediendo en la sede, puedes seguir los videos en directo por ADN Cuba de nuestro colaborador que se encuentra en el lugar.