Trabajadores de la salud critican condiciones en centro de aislamiento

La pésima situación en los centros de aislamiento es una constante en todo el país. Medios independientes han publicado varias denuncias en este año de pandemia.
Trabajador-Palma
 

Reproduce este artículo

Trabajadores de la salud del municipio Palma Soriano, provincia Santiago de Cuba, se quejaron ante las autoridades locales por las condiciones en un centro de aislamiento, según reportes de opositores locales.

En un video compartido por el coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, se observa la protesta del personal médico contagiado con la COVID-19, quienes denuncian condiciones de hacinamiento.

Uno de ellos exige mejor atención, alimentos y atención, en vista del trabajo que realizan para combatir la pandemia. Quienes atienden el centro los escuchan sin hablar y asienten sin poder dar una solución expedita a sus reclamos.

La pésima situación en los centros de aislamiento es una constante en todo el país. Medios independientes han publicado varias denuncias en este año de pandemia.

A inicios de mayo desde la provincia de Villa Clara se reportó un caso similar en el centro ubicado en San Martín, municipio de Manicaragua.

En ese territorio cuentan con dos centros más, uno radicado en el campismo Río Seibabo, y otro en las afueras del pueblo, en el lugar conocido como la Escuela Especial.

Todos estos espacios tienen en común el paupérrimo estado en el que se encuentran. En el caso de San Martín, alguien ingresado allí que se comunicó con ADN Cuba denuncia que coexisten todas las personas sin excepciones de género en un mismo albergue.

La fuente, que prefiere el anonimato para evitar represalias de las autoridades, asegura que duermen en literas donde también tienen que acomodar sus pertenencias, porque no disponen de otro lugar para guardarlas, ni siquiera una mesa o una silla.

Incluso, quienes están aislados se ven obligados a colocar sus ventiladores sobre los mismos cubos con lo que se asean.

El problema del baño es la parte más grave del asunto. Hay una sola ducha para la veintena de aislados que se encuentran en un albergue y al menos tres inodoros en situaciones de extrema suciedad. Asimismo, las filtraciones y los salideros mantienen los espacios que deberían ser para el aseo, inundados y llenos de “pantanos”.

En las imágenes enviadas a ADN Cuba, es evidente la insalubridad y el completo desacato de los protocolos internacionales para estos casos.

Este 23 de mayo las autoridades cubanas reportaron 14 fallecidos y 1221 casos nuevos de COVID-19. Hasta la fecha permanecen ingresados 28 817 pacientes, de ellos, 4377 sospechosos, 17 556 en vigilancia y 6884 aún activos con el virus.

En total, permanecen en terapia intensiva 141 personas, 48 en estado crítico y 93 en estado grave. Entre los 48 en estado crítico hay dos menores de 18 años, uno de ellos lactante, si bien Durán aseguró que se mantienen estables.