The Economist: Muertes por Covid en Cuba podrían ser seis veces mayor que lo reportado

El estudio de The Economist subió las estimaciones hasta 62 000, luego de un estudio que analiza las posibles causas que separan las cifras reales de las oficiales.
Fallecimientos en Cuba durante la pandemia (ABC)
 

Reproduce este artículo

Un estudio de The Economist asegura que el número de muertes por Covid-19 en Cuba puede haber sido hasta seis veces mayor que lo reportado, informó el medio este 4 de agosto.

“Nuestro modelo estima que el número real podría ser mucho mayor. El exceso de mortalidad (…) sugiere que hasta 62 000 cubanos pueden haber muerto como resultado de la pandemia”, precisa la fuente.

Según The Economist, hasta agosto de 2022 se reportan en la isla 8529 muertes por la pandemia. “Ese aumento del 600% sobre la cifra oficial es probablemente el resultado de pruebas inadecuadas y otros problemas. Es posible que los funcionarios también hayan subestimado las muertes”, agregó la fuente.

El recuento estimado de muertes en Cuba por cada 100 000 personas, de acuerdo a las nuevas estimaciones de la revista, es de 550. Esta cifra revisada de muertes lo ubicaría entre los 20 peores países del mundo. También convertiría a Cuba en un caso atípico en la región: el promedio en las Américas es 368.

La población envejecida —casi el 20% de los cubanos tiene más de 60 años, más que en cualquier otro lugar de la región— hizo que Cuba fuera especialmente vulnerable a la Covid. “Pero otros factores eran evitables”, agrega la fuente.

Los recortes presupuestarios y la escasez de suministros esenciales estaban pasando factura incluso antes de la pandemia. Después del brote, los hospitales se vieron rápidamente abrumados; el oxígeno, los equipos de protección personal y los medicamentos escaseaban.

Aunque muchos cubanos ahora están vacunados, la campaña de vacunación transcurrió con lentitud, a juicio de The Economist. Las muertes alcanzaron su punto máximo en agosto de 2021, durante la ola Delta.

En ese mes, solo alrededor del 35 % de los cubanos había recibido un ciclo completo de vacunas contra el virus, en comparación con el 64% de los británicos y el 54% de los estadounidenses.

“La pandemia ha sacado a la luz algo que los cubanos saben desde hace tiempo, pero que las autoridades querían mantener en secreto: el sistema de salud del país no es lo que solía ser”, concluye el texto.

En mayo, una investigación de Diario de Cuba afirmó que la cifra de muertes podría ser mucho mayor que la que reportaban hasta el momento las autoridades cubanas, tras consultar cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONEI).

Según la ONEI, en 2020 fallecieron en Cuba 112 439 personas por diversas causas, mientras que en 2021 esa cifra se elevó a 167 645, una diferencia de 55 204.

En ese mismo lapso de tiempo, el Ministerio de Salud Pública (Minsap) reconoció que hubo 8177 fallecimientos debido a la pandemia, lo que dejaría sin razón aparente unas 47 000 muertes, posiblemente relacionadas con la pandemia, según Diario de Cuba.