Cuba reporta 52 nuevos casos de coronavirus y un fallecido
Casi la totalidad de casos se registraron en Sancti Spíritus (29) y La Habana (22). El positivo restante fue de Pinar del Río
 

Reproduce este artículo

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este sábado 17 de octubre 52 nuevos casos de coronavirus y un fallecido adicional, lo cual eleva los totales acumulados de ambos indicadores desde el inicio de la pandemia en la isla a 6 170 y 125, respectivamente.

Con cierre en la víspera, el parte informativo del Ministerio de Salud Pública (Minsap) detalla que se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínica epidemiológica 2 247 pacientes, mientras que 672 son sospechosos de un eventual contagio y 290 son casos confirmados activos. De estos últimos, tres pacientes se reportan en estado crítico y cinco como graves.

El fallecido fue un ciudadano de 53 años, residente en Taguasco, Sancti Spíritus. Al igual que la mayoría de los fallecidos como consecuencia de la COVID-19 en la isla y el mundo, presentaba comorbilidades o antecedentes patológicos que favorecen un cuadro de mayor gravedad al contraer el virus; en su caso: hipertensión arterial y obesidad.

Los 52 nuevos positivos fueron detectados a partir del procesamiento de 7 085 muestras. Todos son ciudadanos cubanos y casos autóctonos, y 50 de ellos fueron contactos de casos confirmados, por lo que sólo en dos no se pudo precisar la fuente de infección.

La provincia con mayor número de casos fue Sancti Spíritus, que reportó 29 nuevos diagnósticos. Le siguió La Habana con 22, la mayoría de ellos en el municipio San Miguel del Padrón.

Pese a las medidas de reapertura en la capital, la última provincia en transitar hacia la nueva normalidad por su situación epidemiológica, el número de casos de coronavirus se ha mantenido estable.

Luego del desconfinamiento hubo jornadas de pocos casos, lo que motivó sospechas en muchos, que alegan manipulación política de los datos de la pandemia en la isla. Sin embargo, las últimas han sido jornadas con nuevos positivos similares en número a los que se registraron durante toda la segunda ola de COVID-19 en el país, a pesar de la cual ya la mayoría de las provincias han emprendido la nueva normalidad.

En ese sentido, desde el 15 de octubre todos los aeropuertos internacionales de Cuba, excepto el José Martí, de La Habana, fueron autorizados para operar vuelos comerciales regulares. El de la capital se espera que pueda empezar a operar con normalidad a partir del 1 de noviembre, aunque ello dependerá de la contención y control de la COVID-19 en la ciudad.

https://www.youtube.com/watch?v=J9Rsszr7tok