10 consejos útiles para bajar la presión alta o hipertensión arterial

El corazón impulsa la sangre que va por las arterias a todos los órganos, así como una turbina impulsa el agua por los tubos de una casa, pero luego de miles de años de perfeccionamiento evolutivo todo es más complejo…

La “turbina biológica” envía la sangre en oleadas sucesivas con cada latido marcando una presión máxima y otra mínima. Imagine que el agua que llega a la casa hiciera igual, tendríamos agua un segundo sí y otro no, sucesivamente. Para evitar esto nuestras “tuberías”, las arterias, se dilatan y contraen con cada impulso para acomodar esa sangre de tal modo que nunca falte en la llave, o nunca les falte a los órganos. La importancia del control de la presión arterial se deriva de lo anterior. Presiones altas por mucho tiempo terminan dañando los órganos a los que la sangre debe nutrir.


Hipertensión Arterial

Si usted es hipertenso debe saber que hay un Cómo, un Cuánto y un Cuándo bajar la presión arterial para cada situación.

En caso de que la presión sea tan alta que está afectando de súbito algún órgano, provocando síntomas como dolor en pecho, parálisis de un brazo, desviación de la boca, dificultad para hablar, hemorragia interna, etc., hay que acudir al médico inmediatamente y queda de parte del profesional el Cómo, Cuánto y Cuándo del tratamiento, pues implica un peligro para la vida y el tratamiento debe ser urgente.

Otro es el caso que ocupa a la mayoría. Se trata de la presión arterial descompensada por cualquier causa, cuya elevación ha sido progresiva, aquí el descenso de la presión es recomendable que sea igualmente progresivo.

 

     

    ¿Caminar descalzo baja la presión? Probablemente funcione de la misma manera que caminar con zapatos, meditar o respirar pausadamente. Por desgracia, no existen misteriosas energías que canalizar hacia la tierra... El sistema nervioso actúa sobre los vasos sanguíneos y está probado el efecto positivo de la relajación sobre la tensión arterial. Tomarse un limón, llevar una semilla de Covadonga en el bolsillo, o una pulsera de cobre, todos son remedios que funcionan de la misma manera que funcionaría llevar un clavel en la solapa...

    El Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure— algo así como el colegio cardenalicio de los especialistas en hipertensión— deja claro que el factor más importante para disminuir la presión es conseguir un paciente implicado y motivado a conseguir el objetivo terapéutico. El objetivo terapéutico es una presión de menos de 140/90mmHg, o sea: ¡no es necesario que esté por debajo de 120/80 siempre y cuando sea menor que 140/90!

    10 CONSEJOS ÚTILES PARA BAJAR LA PRESION ARTERIAL

    1. Escriba en un papel su tratamiento, con su puño y letra, y póngalo visible, por ejemplo, pegado al refrigerador.
    2. Tómese sus medicamentos como parte de un ritual invariable a las horas indicadas.
    3. Haga ejercicios físicos. Haga lo que pueda: correr, trotar o caminar, a su ritmo por el tiempo que pueda. Si puede caminar al mercado pues camine, o al trabajo o a la pista con un amigo. El peor ejercicio es el que no se hace.
    4. Cuide su dieta. Disminuya todo ese pan, arroz, y pastas innecesarias por vegetales. No necesita adicionar sal a la comida, la dieta estándar occidental moderna ya viene con suficiente sal. Propóngase, por ejemplo, que el recipiente con sal que compró, le dure 12 meses. Reduzca las grasas de su dieta. Luche por alcanzar su peso ideal.
    5. Tenga un momento para “halar la cadena”, unos 5 minutos al día, en cualquier momento o escenario, ya sea al despertar, en el ómnibus al trabajo, en el puesto de trabajo. Visualice sus problemas que se escurren en el espiral del inodoro al halar la cadena. Entienda que necesita higiene mental, eso contribuye a mejorar su presión arterial.
    6. Deje de fumar, de beber irresponsablemente, y apártese de las drogas.
    7. Cheque su presión regularmente, tranquilo y sosegado, siempre a la misma hora y anótelo.
    8. Si su presión está como promedio por encima de 140/90, significa que no está compensado, y debe visitar el médico.
    9. No dude cuando el médico le suba la dosis, le cambia la droga o le adicione una nueva. Peor sería seguir con la presión alta.
    10. Cheque periódicamente su glucemia, colesterol, ácido úrico, creatinina, proteínas en orina, electrocardiograma, Doppler carotideo, etc.
    Dr. Yuri
    Rodríguez
    Escrito por Dr. Yuri Rodríguez

    Médico apasionado por la medicina interna. Entre sus áreas de interés están el estudio de las intersecciones de los últimos avances en las ciencias de la salud con las sociedades, así como la divulgación científica.