Fiscal pide 12 años de prisión para enfermera responsable de la muerte de la bebé cubana Paloma
La fiscal pidió enviar a prisión por 12 años a la enfermera responsable de la muerte de la niña cubana Paloma Domínguez Caballero y de las lesiones de otros menores tras administración de vacunas.
A prisión responsable de la muerte de Paloma
 

Reproduce este artículo

Tras la realización del juicio pactado para ayer 16 de octubre de 2020 en La Habana, habrá que esperar seis días para el veredicto final, pero la fiscal pide prisión por 12 años para la enfermera que vacunó a la niña Paloma Domínguez Caballero, quien perdió la vida solo unos días después de la inyección, en 2019.

"Ya se hizo el juicio a la enfermera que mató a Paloma. Ella reconoció que hizo todo mal aunque apenas dijo que estaba arrepentida y que lo sentía mucho porque se acogió al derecho que le dan de callar si lo desea", indicó en una publicación en Facebook Yaima Caballero, la madre de la niña fallecida con solo un añito de edad que hace pocos días hubiera celebrado su segundo cumpleaños.

"La fiscal le pide una sanción de 12 años de privación de libertad por Homicidio y lesiones a otros niños", detalla. Sin embargo, añade, el abogado de la enfermera apeló "porque dice que de 5 a 7 años estaría bien porque ella es la mejor enfermera del mundo... y pues tenemos que esperar 6 días hábiles para ver qué deciden".

Consternada, la madre de la pequeña confiesa: "Esta pesadilla no acaba". "No tenía idea de cómo han cambiado las leyes... 12 años?", se pregunta, como quien analiza los contrastes del ámbito penal en Cuba. Por matar una vaca la pena de cárcel puede ser mayor.

La usuaria Lia's Stilo escribió al respecto: "Waooo no creo que 12 años sean suficientes si la acusan de dos delitos matar a una bebe y las leciones de los otros no entiendo nada". De manera similar Yanet Leon valoró: "Así mismo, pero si yo me quedo fría igual q con el accidente q ocurrió en el malecón q hubo tantos muertos y lesionados y al chófer le dieron una sanción como de 5 u 8 años las leyes son muy duras para unas cosas y para otras casi no existen". 

 

Hace una semana, Yaima había publicado en redes sociales: "16 de octubre, la nueva fecha del juicio, y así ha sido siempre...... tengo que exigir para que me presten atención, para los que creen que no se resuelve nada denunciando..... muchas gracias a todos por el apoyo".

Unos 159 comentarios recibió la joven madre cubana que perdió a su bebé después de años y muchas dificultades para lograrla porque, según ha dicho, le costó trabajo quedar embarazada y el proceso de gestación fue a base de regalos a los médicos y demás personal sanitario que la atendía en los hospitales de la isla.

Lazara Rodriguez, por su parte, le había dicho: "Ojalá y la enfermera tenga los coj... de decir en el juicio en nombre del verdadero responsable xque ella no es la principal pero que pague quien tenga que pagar".

Asimismo, en una directa Yaima recordaba entre lágrimas los sucesos del lunes 7 de octubre del pasado en el policlínico Enrique Betancourt Neninger de Micro X, Alamar, cuando le administraron a Paloma la vacuna PRS, un combinado que previene la paritoditis (papera), la rubéola y el sarampión. Para los padres cubanos, esta es “la vacuna del huevo”, en tanto los niños deben haber comido ese alimento antes de la fecha de la inmunización.

 

Tras la emergencia de síntomas como fiebre y malestar, Paloma fue ingresada y sus últimas horas las vivió en el hospital pediátrico Borrás Marfán. Otros cuatro niños habrían sido vacunados en la misma área de salud con la vacuna importada desde la India, según las explicaciones del MINSAP

Luego de que ingresaran a los demás niños, se supo que la enfermera que administró la vacuna, aunque era experimentada y acumulaba años de trabajo, fue procesada.

La madre de la niña, quien emigró a México por lo difícil que era para ella lidiar con los hechos en un contexto cubano donde pretendían su mutismo, confesó los detalles de su embarazo y cómo pagó y compró a médicos para llevar la concepción a feliz término.