Abren en La Habana “círculos sociales” a pesar del aumento de casos de COVID-19
A pesar de la pandemia del nuevo coronavirus y la aparición de nuevos casos en la capital del país, La Habana decidió abrir sus nueve círculos sociales por el inicio de la etapa veraniega
Abren en La Habana “círculos sociales” a pesar del aumento de casos de COVID-19
 

Reproduce este artículo

A pesar de la pandemia del nuevo coronavirus y la aparición de nuevos casos en la capital del país, La Habana decidió abrir sus nueve círculos sociales por el inicio de la etapa veraniega.

Según informó el oficialista diario Granma, estos sitios de ocio pertenecen a la Empresa Provincial de Círculos Sociales Obreros de La Habana, la única del país. 

“Siete de ellos funcionan ofertando sus productos y servicios para estimular a afiliados destacados de los 18 sindicatos nacionales, todos presentes en la capital cubana.

En cambio, los dos restantes poseen peculiaridades en su objeto social, pues el Balneario Universitario atiende a estudiantes y jóvenes trabajadores y el de más reciente creación, ubicado en Primea Avenida y calle 38, en Miramar, funge como proyecto de desarrollo local y se describe como centro recreativo-cultural Marcelo Salado. Este último destina sus diversos servicios a la población en general”.

Estas unidades, a raíz de la actual situación epidemiológica, deben adoptar medidas sanitarias para impedir la propagación de la COVID-19. La Habana se encuentra ahora mismo atravesando la primera fase de la recuperación pos pandemia, mientras que el resto del país ya avanza en la segunda etapa.

Entre las medidas a adoptar están el acceso de solo el 50 por ciento de la capacidad máxima de personas, y el 30 por ciento en el caso de las piscinas, esta ultimas permanecerán disponibles desde las 10:00 de la mañana hasta las dos de la tarde. Las playas, por su parte, abren desde las 9:00 a.m. hasta las 5:00 p.m.

El pasado 1 de julio se inauguraron estos centros, que ahora suman nuevas ofertas como actuación de payasos para los niño y presentaciones de artistas locales.
Elsa Guerra Valiente, subdirectora de la Empresa Provincial de Círculos Sociales y Obreros de La Habana informó al medio de prensa que se venden otros alimentos de manera liberada como son entrepanes, jugos de frutas y el muy gustado bocadito de cerdo asado.

Recientemente un medio estatal reconoció que la desescalada podría ser adversa para Cuba por la aparición de rebrotes y pánico en la población.

 “Basta mirar el espejo de La Habana: eventos que no se cierran, focos que se abren, casos un día sí y al otro también. Bastaría para no excedernos recordar lo que reitera cada día el doctor Durán en su ya habitual conferencia de prensa: la mayoría de los casos confirmados durante la epidemia en Cuba han estado asintomáticos en el momento del diagnóstico”, decía el artículo.

Al respecto, un equipo de epidemiólogos, modeladores matemáticos, geógrafos y otros especialistas dieron a conocer que tras la estabilización de los casos de coronavirus se espera un rebrote para el mes de noviembre y estiman alrededor de 300 casos activos a la vez.

Las autoridades sanitarias de Cuba confirmaron hoy cuatro nuevos casos de coronavirus en la isla y ningún fallecido, al cierre del 13 de julio, para un total de 2432 infectados.