Cuba desciende al #171 en reporte mundial sobre Libertad de Prensa
Cuba se ubica en el puesto 171 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020. Descendió dos lugares respecto al informe anterior
Ilustración sobre la falta de Libertad de Prensa
 

Reproduce este artículo

En la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 que publica la organización no gubernamental  Reporteros Sin Fronteras, Cuba se ubica en el número 171. El país descendió dos lugares respecto al informe anterior.

Reporteros Sin Fronteras, de origen francés, realiza anualmente una evaluación sobre la libertad de prensa en el mundo y tiene como premisa fundamental la defensa de los periodistas perseguidos por su actividad profesional.​

En ese sentido, Cuba se ubica casi al final de las 180 naciones implicadas en la clasificación. Durante el último año el régimen de la isla ha recrudecido la represión contra la prensa independiente y entraron en vigor normas jurídicas que atentan contra el ejercicio del periodismo y la libertad de expresión en general.

La aplicación del Decreto Ley 370, a periodistas independientes y activistas cubanos, pone en riesgo los derechos humanos fundamentales relacionados al uso de las tecnologías de la información y comunicación.

Las áreas fundamentales de la legislación (Control sobre contenidos en línea, autorización para productos informáticos, prohibición de investigadores en seguridad informática, localización de datos y control gubernamental de la infraestructura) conspiran contra la consagración del acceso libre a internet definido por la Relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como "una condición sine qua non para el ejercicio efectivo de los derechos humanos, incluyendo especialmente los derechos a la libertad de expresión y opinión, asociación y reunión, educación, salud y cultura".

El Decreto Ley 370 (la llamada Ley Mordaza),ha favorecido la coacción desmedida de agentes de la Seguridad del Estado cubano a periodistas independientes, poniendo altas multas injustificadas y tratando de intervenir y anular el libre ejercicio del periodismo en el país.

El pasado 30 de junio el régimen de La Habana realizó un gran despliegue de fuerzas militares y de la policía, con el objetivo de evitar una manifestación pacífica convocada por activistas y miembros de la sociedad civil en reclamo a la muerte de un joven de 27 años Hansel Hernández, quien falleció por el disparo de un agente de la PNR.

Autoridades policiales y de la Seguridad del Estado, prohibieron este día a periodistas independientes salir de sus residencias bajo la amenaza de ser encarcelados y les cortaron el acceso a internet en sus conexiones particulares. En tanto, el periodista Jorge Enrique Rodríguez, fue detenido arbitrariamente. Varias instituciones internacionales y políticos de diferentes países cuestionaron la postura totalitaria y abusiva del gobierno cubano.

En la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020, encabezada por Noruega, Finlandia y Dinamarca en los tres primeros peldaños, algunos de los países del continente mejores posicionados son: Costa Rica (7), Uruguay (19), Chile (51), República Dominicana (55)  y Argentina 64.

Por detrás de Cuba se ubican Vietnam y China, dos de los modelos de prensa hacia los que algunos funcionarios del país miran para "tomar experiencias".

Este 3 de julio, el científico y biólogo cubano, Dr. Ariel Ruiz Urquiola, pudo presentarse en la 44 sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, para denunciar algunas de más terribles violaciones del régimen cubano, pero fue interrumpido y saboteado por el representante diplomático de la isla, Jairo Rodríguez y aliados internacionales de Venezuela, China, Corea del Norte y Eritrea. 

Precisamente, algunos de estos países ocupan los últimos lugares en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020: Venezuela (145), Corean del Norte (180) y Eritrea (178).

Cuba, había salido en 2016 de la lista de países que detienen y encarcelan a sus periodistas. Con la encarcelación en septiembre de 2019 del reportero Roberto Quiñones el país vuelve a figurar en esa relación, según precisó el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).