Vendado hacia el interrogatorio: régimen recrudece acoso contra periodista Yoe Suárez
El periodista independiente cubano Yoe Suárez, denunció este lunes que en horas de la mañana sufrió una detención arbitrara por parte de la Seguridad del Estado, que lo llevó vendado y bajo amenazas hacia un lugar desconocido
 

Reproduce este artículo

 

El periodista independiente cubano Yoe Suárez, denunció este lunes que en horas de la mañana sufrió una detención arbitrara por parte de la Seguridad del Estado, que lo llevó con los ojos vendados y bajo amenazas hacia un interrogatorio en un lugar desconocido.

“A las 11:30 de la mañana fui detenido y trasladado en un auto marca Geely gris plateado, con matrícula P035908 por el oficial René (…) y un oficial que se presentó como Mayor Armando, ambos del Departamento de la Seguridad del Estado [DSE]”, denunció el reportero de la publicación digital Diario de Cuba y colaborador de otros medios independientes.

Los detalles del arresto evidencian la escalada de intimidación, el acoso y la arbitrariedad contra Suárez, que el periodista y escritor ha venido denunciando cada vez con mayor frecuencia.

“Ocurrió en plena vía pública, cerca de la entrada del reparto Náutico, municipio Playa. El oficial René me abordó cuando yo estaba realizando una operación en un cajero automático con la excusa de conversar, pero me negué a entrar al automóvil”.

Yoe Suárez explicó que le pidieron sus documentos y le informaron que lo estaba deteniendo. “Si quieres entras al carro o te pongo las esposas”, amenazó uno de los oficiales.

“Este episodio rompe el mito de la cordialidad de los agentes del DSE. Detrás de una supuesta petición a hablar o a asistir a una entrevista descansa la coacción”, denunció.

Según el relato de Suárez, el auto tomó la 5ta Avenida, después la calle 17A hasta la rotonda de La Muñeca. Antes de continuar por la Avenida 25 el Mayor Armando le pidió que “vendara mis ojos con un paño verde. No debía ver a dónde íbamos. El auto aceleró y debe haber pasado el Centro comercial El Pedregal antes de girar en L, ya en algún lugar del municipio La Lisa”.

“Al estacionarse sentí abrirse la puerta y una mano buscando mi brazo. El oficial René me guió por lo que identifiqué como una puerta y sentí un cambio de temperatura. Cuando me pidieron retirar la venda estaba frente a unos muebles, donde estaríamos sentados más de una hora…”, concluyó su post en Facebook.

Al parecer, la detención arbitraria se produjo luego de que días atrás el oficial “René”, designado por la policía política para dirigir la vigilancia y acoso del periodista, lo interceptó en la calle para decirle que quería hablar con él, pero Suárez logró en esa ocasión evadir el encuentro.

Esta vez, luego del secuestro, Suárez contó a la plataforma de medios Radio Viva 24 que le propusieron “que trabajara en la misma trinchera que ellos para lograr cambios, pero sobre la base del sistema”.

Suárez le preguntó al mayor del Ministerio del Interior si la propuesta concreta era que dejara su trabajo en Diario de Cuba para publicar en algún medio estatal, a lo que el mayor le respondió que estaban interesados en que siguiera en el periódico digital como hasta ahora.

El periodista declaró a que no tiene ninguna intención de crear vínculos o complicidad alguna con la Seguridad del Estado cubano, que ninguno de sus trabajos periodísticos pasará por las manos de ellos antes de ser publicados, decisión que le comunicó a los oficiales, a los que exigió que si la Seguridad del Estado quiere volver a hablar con él tendrá que hacerle una citación policial.

El acoso contra Yoe Suárez, premiado por su periodismo independiente en Cuba y el extranjero, ha provocado la solidaridad de varios colegas en su país y en cubanos exiliados.

Mónica Baró, otra reportera independiente cubana que recientemente ha recibido amenazas y multas de la policía por su periodismo, pidió a los cubanos que “intentemos no olvidar que en Cuba hay una familia, la familia de Yoe Suárez y [su esposa] María Antonieta Colunga Olivera, que lleva semanas viviendo bajo acoso de las autoridades".

El periodista Luis Luque, comentó en el post de Suárez que “cuando la ley va contra una persona demostradamente buena, contra un ciudadano decente, el problema no es el ciudadano: es la ley. No hay que asombrarse, pues hubo leyes bajo Batista, bajo Pinochet, bajo Ceaucescu, bajo Honecker… El problema es cómo alguien puede dar por bueno que se intimide a una persona buena y decente; cómo puede entender que ir contra un ciudadano ejemplar pueda ser positivo para el país”.

Jesús Arencibia Lorenzo, profesor universitario y periodista, expresó sobre el caso de Yoe Suárez que “lo leo y me cuesta creerlo: entrada forzosa a un auto policial, ojos vendados, giros extraños, oficina, intimidación... ¿en qué diablos se ha convertido esto? Cuánta canallada impune...”

Yoe Suárez es Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Ha colaborado con medios extranjeros de prestigio como Univisión, Vice y El Espectador, entre otros.

Actualmente se encuentra con prohibición indefinida de salir del país, ciudadanos conocidos como los "regulados", además de las amenazas que se han reportado contra él y su familia. Es autor de libros de no ficción como “La otra isla” (2016), “Charles en el mosaico” (Mención del Premio Casa de las Américas, 2018), y “El soplo del demonio. Violencia y pandillerismo en La Habana” (2018).