Citaciones, amenazas y renuncias: ofensiva del régimen contra periodismo independiente

En menos de 48 horas al menos cuatro periodistas fueron forzados a renunciar públicamente de su profesión y de los medios independientes en los cuales laboraban.
Citaciones, amenazas y renuncias: ofensiva del régimen contra periodismo independiente
 

Reproduce este artículo

En las últimas semanas, el régimen ha incrementado su presión contra los periodistas independientes cubanos. En menos de 48 horas, al menos cuatro periodistas fueron forzados a renunciar públicamente de su profesión y de los medios independientes en los cuales laboraban; de las renuncias, tres ya se han hecho efectivas.

"Me voy porque otros me obligan. Me obligan a irme de elToque y a no trabajar en otro medio alternativo, y (a) guardar, casi por ende, mi título bajo un colchón. Frente a esa fuerza mayor que está ahora mismo poniendo en jaque mi derecho a salir del país y mi bienestar, he preferido anteponer mi libertad y mis sueños personales y familiares", expresó en Facebook la reportera Meilin Puertas Borrero este lunes 29 de agosto.

La joven capitalina expuso que su intención siempre fue "hacer periodismo, sentirme útil, quizás romantizando un poco esta función social, tan desprejuiciada y que tanto me ha hecho abrir los ojos", sin embargo "no duró mucho la felicidad", dijo con pesar.

Por su parte, este martes el periodista independiente Mauro Roberto Díaz Vázquez igualmente divulgó su renuncia: "Me voy porque, egoísta y cobardemente, priorizo mi salud mental y el bienestar de mi familia. Me voy para tener el derecho a la libre circulación. Me voy porque no quiero volver a ver a mi abuela con la presión en las nubes, ni las lágrimas de mi padre o la depresión de mi madre. Me voy porque antepongo mi futuro y mis sueños de una vida mejor y más libre".

La última renuncia presentada públicamente fue la de Aleiny Sánchez Martínez, quien lamentó el cierre forzado de este capítulo en su desempeño profesional.

"He terminado así por querer aprender más del periodismo, por intentar hacerlo mejor: solo por eso. Y no me arrepiento. No me disculpo. No me condeno. Eso es trabajo de otros. Si lo dejo todo ahora no es por miedo ni por vergüenza ni por mi familia ni por salud ni por estar regulada... Si lo dejo ahora es porque me niego a esa violencia silenciosa que se expresa en ir a un lugar a donde no quiero; me niego a «hablar» con personas que no conozco y con quienes no deseo compartir mi tiempo y mis días", aclaró la joven reportera.

No obstante, hay periodistas que siguen aferrados a su profesión a pesar de los peligros que entraña la lucha contra un sistema totalitario, como Ismario Rodríguez Pérez que, pese a las contantes amenazas por parte de la policía política, sigue firme en su propósito de mostrar la verdadera Cuba.

En su último interrogatorio, también realizado en la jornada de este martes, los agentes de la Seguridad del Estado le informaron a Rodríguez Pérez que "el nuevo procedimiento es renunciar públicamente, filmar video de Mea Culpa en una casa de ellos, y carta de no vinculación a organizaciones contrarrevolucionarias".

El joven reportero del medio independiente Periodismo de Barrio denunció que también fue amenazado con "el nuevo código penal, las coacciones y tretas usadas para desactivar al resto de la prensa independiente, hasta encontrar un motivo inventado y (que) vaya a cárcel como Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Osorbo".

Al finalizar su denuncia en Twitter, Rodríguez Pérez reconoció que su privilegio de volver a casa se debe a que es "blanco universitario, con dos padres retirados del MININT esperándome en la casa sin conocer el proceder y los chantajes que usan contra mí, otros no han tenido mejor suerte".

Es este el caso del periodista de Cubanet Vladimir Turró Páez, que el pasado domingo fue detenido arbitrariamente en su localidad del municipio de Arroyo Naranjo mientras se dirigía a una entrevista planificada.

"Todo ocurrió alrededor de las 9:00 de la mañana, como a tres o cuatro cuadras de mi casa. Un oficial de la Policía, que se identificó como el jefe de Sector de la localidad donde resido, me detuvo y me pidió que lo acompañara hasta la unidad de policías del Capri porque unos compañeros suyos querían hablar conmigo", relató Turró Páez.

A su vez el activista Adel Bonne Gamboa denunció amenazas de la Seguridad del Estado de Cuba en medio de un interrogatorio al que era sometido, mientras que la víspera, el reportero independiente Nelson Julio Álvarez Mairata renunció a su trabajo en CubaNet por el acoso de la policía política.

Cuba es el país de América con menos libertad de prensa y octavo a nivel mundial, según el listado de 2022 de Reporteros Sin Fronteras (RSF).
El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) ha condenado la aprobación por el Parlamento de Cuba de un nuevo Código Penal, porque "podría dañar gravemente al periodismo independiente". La legislación les prohíbe a los ciudadanos cubanos recibir fondos extranjeros y podría usarse para silenciar a los medios y periodistas que dependen de este tipo de financiamiento para operar, como documentó el CPJ en un informe.

Recomendaciones

 

Relacionados