Otro enfrentamiento entre pueblo y policía de Cuba genera polémica en las redes
Un video de un nuevo enfrentamiento entre pueblo y policía en Cuba exhibe las carencias de la preparación de ésta, así como la voluntad de las personas de seguir denunciando lo que consideren atropellos
Enfrentamiento entre pueblo y policía

Las escenas en redes sociales de enfrentamientos entre policías cubanos y la ciudadanía se hacen cada vez más frecuentes gracias al avance, aunque lento, del internet y la telefonía celular en la isla. Tomaron un nuevo impulso asimismo tras la muerte en Guanabacoa del joven afrocubano Hansel Ernesto Hernández a manos de un policía, en defensa propia según la cuestionada versión oficial.

Dicho incidente motivó la convocatoria de miembros de la sociedad civil a una marcha contra el racismo y el abuso policial en Cuba, frustrada por el obrar de la Seguridad del Estado, y una campaña de comunicación del régimen para intentar lavar la cara de su fuerza policial, a la cual define como una de las mejores cinco del mundo, pese a que la vox populi en la isla la caracteriza como una policía desprofesionalizada, integrada por jóvenes con escasa preparación y capacidad para el trato humano.

En ese contexto, este sábado se ha vuelto viral un video en el que varios cubanos encaran a policías para impedir que detengan a alguno de ellos. La inconformidad y manifestación de las personas frente a la detención molestó a los uniformados, uno de los cuales llegó a amenazar vulgarmente a hombres y mujeres por igual, tratando de intimidar.

Si bien el video no permite esclarecer los móviles del intento de detención ni las causas reales de la oposición y quejas de las personas, que llegaron al extremo de una mujer lanzando golpes a un policía, muchos lo han interpretado como una muestra de que el pueblo cubano va perdiendo el miedo ante sus opresores, un miedo institucionalizado primeramente mediante la policía y la Seguridad del Estado.

“Poquito a poco ya van perdiendo el miedo y se están uniendo contra los descarados que se esconden detrás de un uniforme, una tonfa, una pistola y otro igual que él, sí porque los muy pendejos solos no se enfrentan ni a una gallina. No más dictadura, el cambio es ya”, escribió en Facebook el usuario 'San Nicolás de Baris contra el comunismo', para introducir el video.

El material tampoco esclarece dónde se produjeron los hechos. Deja ver cuán difícil fue para los policías detener a alguno de los implicados y cómo la mayoría de éstos evitaron agredirlos, para no dar pie a que les acusen de atentado a la autoridad o desacato.

Para el usuario de Facebook Vlady Plasencia, la escena evidencia que el pueblo desea el fin de la dictadura y “está cansado de pasar hambre y miseria y ver cómo los Castros se roban toda su divisa y sus familias viven con lujosas casas, carros, aviones privados y el pueblo cada día más pobre”.

“Por eso el pueblo ya se cansó y se tiró a la calle. Cuba es del pueblo, no de ellos, que desde los años 60 llevan robando y haciendo lo que les da la gana”, agregó.

Por su parte, Yamilet Duval, a partir del “ejemplo” de los cubanos del video, pidió a todos en la isla a no permitir que los opriman más. “Únanse todos y cuando todos defiendan a cada uno de ustedes los policías no van a pintar nada en Cuba”, afirmó.

Gilda Correa vio en las imágenes un claro ejemplo de abuso “detrás de un uniforme” y de un poder otorgado. “Sin ese uniforme y cuando andan solos son tremendas ranas… Pero bueno, al parecer ellos tienen un privilegio que los demás no tienen, además, allí policía es cualquiera. Qué vergüenza dan”.

Por último, otro de los comentarios destacados al video resalta que todas las policías merecen respeto y bendiciones si cumplen bien con su trabajo y lo hacen apegados a un protocolo. Sin embargo, escribió Teresa Rodríguez, la autora del comentario, los policías del video “usan el uniforme para abusar y dar golpes y decir malas palabras”.

“Con guapería qué hacen con esos uniformes por dios, ellos son analfabetos. Quítenlos, que estudien bien y después deben ponerse uniforme para que con respeto sepan usarlo”, concluyó, una opinión coincidente con lo que muchos consideran de la policía cubana, al menos de sus elementos que a diario lidian con el pueblo para el mantenimiento de un orden interior donde se prioriza más la obediencia al régimen que la no ocurrencia de delitos comunes.