Encargada de Negocios de EE. UU. en la Isla dedica este 4 de Julio a los luchadores cubanos por la democracia
Mara Tekach aseguró que este 4 de Julio sus palabras estaban "dedicadas a un solo propósito: exaltar las voces independientes de Cuba. Que nunca sean silenciadas. Que se les escuche", pidió.
Mara Tekach

 

Mara Tekach, la encargada de Negocios de Estados Unidos en La Habana dedicó este 4 de Julio, Día de la Independencia en su país, a “todas las voces independientes de Cuba, las de antes y las de ahora”, dijo en una alocución publicada por la página oficial de su embajada en Facebook.

Tekach mencionó a “cubanos como Oswaldo Payá y Laura Pollán, quienes advocaron por la libertad de Cuba y por ello permanecerán como emblemas icónicos” mientras un cintillo presentaba los nombres de periodistas, activistas, disidentes y opositores que actualmente se enfrentan al régimen de La Habana.”

Payá y Pollán “están unidos en espíritu a todas las voces independientes que se esfuerzan hoy por lograr una Cuba libre”, aseguró la diplomática estadounidense.

También entre ellos está José Martí, quien sacrificó su vida para que el pueblo cubano tenga libertad y democracia”, agregó.

Tekach calificó este 4 de Julio como “atípico” por la pandemia de coronavirus que obliga a mantener medidas de distanciamiento social y lamentó no poder recibir a “los dedicados miembros de la sociedad civil y del cuerpo diplomático, quienes cada año se unen a los Estados Unidos” para celebrar la importante fecha en La Habana.

“Hoy se conmemora la firma de una declaración convertida en la esencia de la inalienabilidad de los derechos naturales, la Declaración de Independencia de los Estados Unidos”, señaló la funcionaria.

Tekach también dijo que los derechos sustentados por la Declaración de Independencia de los EE. UU. ―la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad― son inmutables y están “íntimamente conectados con las leyes de la naturaleza y de nuestra existencia como seres humanos”.

“Mientras nuestro país democrático se encuentra hoy inmerso en un debate social recordamos a los héroes de diferentes etnias (…). Para los líderes visionarios la democracia fue y sigue siendo el celebrado camino para que las personas se sientan realizadas”, aseguró.

Seguidamente, mientras aparecían imágenes icónicas de represión en Cuba, Tekach afirmó que “anular la libertad de expresión solo podría dañar a la sociedad; politizar las cortes solo aumentaría las injusticias; (y) aplastar el libre mercado solo negaría la prosperidad”.

“Estas mismas preocupaciones son las que hacen que en este 4 de Julio mis palabras estén dedicadas a un solo propósito: exaltar las voces independientes de Cuba. Que nunca sean silenciadas. Que se les escuche”, pidió.

“El mundo necesita a los luchadores cubanos por la libertad, aquellos que son famosos, aquellos que son anónimos. Todos ellos siguen los pasos de Mandela, Gandhi y King. Ellos se oponen a leyes injustas, como hizo Mandela, realizan huelgas de hambre, como hizo Gandhi, y emprenden acciones de desobediencia civil como el doctor King”.

También denunció que los luchadores por la democracia en Cuba se enfrentan a “tratos inhumanos e incluso la muerte”. No obstante, “sus voces perseveraron”.

“Nosotros ―los individuos que valoramos y ejercemos nuestras libertades, que podemos hablar y luchar contra las injusticias en nuestros países― tenemos la obligación de recordar que estos derechos básicos han sido sumariamente negados a nuestros amigos cubanos”, concluyó la diplomática.