Miami: Performance en apoyo al Movimiento San Isidro

Este domingo se realizó en Miami un performance en apoyo al Movimiento San Isidro y por la libertad de los presos políticos cubanos
Este domingo se realizó en Miami un performance en apoyo al Movimiento San Isidro y por la libertad de los presos políticos cubanos
 

Reproduce este artículo

El pasado domingo en la noche, un grupo de cubanos realizó un performance en Miami para apoyar al Movimiento San Isidro (MSI), que resiste en la isla.

Según publicaron en la página MSI Miami, entre los actuantes destaca la artivista, Ana Olema; el poeta Luis Eligio; la documentalista, Yaima Pardo; Yenier Martínez; Diddier Santos; entre otros.

La actividad tuvo lugar en la noche del 17 de enero, donde los participantes se taparon su boca y amarraron las manos, para simular las violaciones de derechos humanos en Cuba.

"Cuando un pueblo no puede decir lo que piensa, sometido por el terror de Estado, se crea una sociedad de ciudadanos que callan, mienten, y practican la hipocresía cotidianamente. La libertad de pensar se atrofia de un modo irreparable", explican los artivistas.

De acuerdo con el Movimiento en Miami, "el uso de la libertad y los derechos que nos da la vida son avalados en la constitución y criminalizados en la vida cotidiana. La ruina es total: económica, política, existencial. Miremos los muertos en el mar, los muertos en las selvas centroamericanas, los muertos vivos en el exilio, los muertos vivos que deambulan sin presente y sin futuro en toda la isla.  Los cubanos necesitamos desesperadamente un nuevo país".

 

 

También se pronunciaron por el aumento de presos políticos en la isla, sobre todo de jóvenes como Yasser Boni, Evert Oscar y Keilylli De La Mora Valle.

"La juventud está siendo acosada en cada barrio de la capital y de toda la isla. Es una política del régimen ahora. La Libertad de nuestra isla es la única solución", añaden.

 
Los acuartelados del Movimiento San Isidro

 

Este Movimiento tuvo gran repercusión internacional cuando en noviembre se atrincheró en su propia sede para, mediante una lectura de poesía, pedir la libertad del rapero, Denis Solís González, condenado a ocho meses de prisión por supuesto 'desacato'.

Ante las artimañas de la Seguridad del Estado para impedir la entrada de alimentos a dicha vivienda, nueve personas iniciaron huelgas de hambre y sed.

Diez días después, fuerzas del régimen irrumpieron violentamente el jueves pasado en la sede del MSI con el propósito de poner fin a la manifestación y arrestaron a los opositores. Horas después ese mismo día fueron puestos en libertad, pero se les impidió regresar a la sede.

El desalojo provocó una protesta de más de 300 artistas e intelectuales ante el Ministerio de Cultura a favor de más libertades y respeto a los movimientos opositores.

La protesta de San Isidro y el plantón ante el Mincult ha provocado revuelo en la comunidad cubana y la arena internacional. También reacciones del régimen, que organizó la víspera una acto paralelo con sus simpatizantes.

Hasta el momento organizaciones internacionales se han pronunciado contra estos actos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); Artículo 19; Human Rights Watch, Cubalex y otros.

*Fotos:  Luis Eligio y Yenier Martínez Carrillo