Unión Europea asegura que "no hay tabúes en el diálogo con Cuba"

Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior dijo que el diálogo con el régimen cubano les ha permitido construir una “confianza mutua”
Josep Borrell. Foto Atalayar
 

Reproduce este artículo

El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell dijo el miércoles que los acuerdos del bloque europeo con Cuba deben ser tangibles.

Así lo manifestó en el III Consejo Conjunto celebrado de manera virtual: “Es más importante que nunca que nuestro acuerdo produzca resultados concretos en todas las cuestiones que aborda”.

Borrell considera que “no hay tabúes a la hora de poner sobre la mesa puntos de acuerdo y de desacuerdo”, al referirse a las conversaciones entre la UE y el régimen cubano.

La primera reunión ministerial UE-Cuba tuvo lugar en mayo de 2018, y el segundo Consejo Conjunto fue celebrado en septiembre de 2019 en La Habana.

El jefe de la diplomacia europea opina que el diálogo bilateral ha permitido avanzar “mucho en la construcción de confianza mutua”.

La Habana estuvo representada en la reunión por el ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez.

Un despacho de la agencia EFE indica que ambas partes coincidieron en la importancia de consolidar el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC), firmado en 2016 y en vigor provisionalmente desde noviembre de 2017 y que en el encuentro exploraron las prioridades de la cooperación para los próximos siete años y se debatieron sobre la implementación y el seguimiento de los diálogos políticos y de políticas sectoriales.

También exploraron las prioridades para la cooperación futura en el período 2021-2027, que es el periodo del actual programa marco presupuestario de la UE, según informó el Consejo de la UE en un comunicado.

La UE dialoga con la dictadura castrista

En diciembre pasado la UE defendió sus relaciones con el B y el diálogo entre directo entre las partes; al asegurar que permite mantener una relación crítica con la que promover el respeto de los Derechos Humanos en la isla.

Así lo explicó la jefa de división de Centroamérica y Caribe en el Servicio de Acción Exterior, Katja Afheldt, quien aseguró que en los contactos con La Habana se discuten los casos concretos de disidentes detenidos.

A juicio de Afheldt, la “relación constructiva” con el régimen castrista es la mejor forma de promover los objetivos de la UE en la isla, tales como fomentar los Derechos Humanos y la democracia, y el diálogo con La Habana representaría una “base sólida” para poder usar instrumentos diplomáticos como el diálogo y cooperación en línea con dichas metas.

Con el fin de superar la crisis económica derivada de la pandemia, la diplomática europea ha puesto de manifiesto que es importante desencadenar “todo el potencial” económico y de inversiones de la relación entre la UE y Cuba.

En octubre, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) pidió acciones contundentes a la Unión Europea por el aumento de la represión en Cuba contra opositores, activistas de la sociedad civil, periodistas independientes y la población en general.

“Hacemos un llamado al Parlamento Europeo para que se pronuncie contra el incremento de la represión en Cuba”, exhortó el OCDH en un comunicado.

“Reiteramos que es inconcebible que, con este historial y actuaciones en materia de derechos humanos, el Gobierno cubano pueda obtener respaldo internacional para ocupar un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU”, insistió el Observatorio.

Con información de Radio Televisión Martí